A la Secretaría de Cultura de Medellín le faltan más de $6.000 millones

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Lina Gaviria 1

Entrevistamos a la secretaria de Cultura de Medellín, Lina Gaviria, sobre el déficit que tiene su cartera y las diferentes inconformidades del sector.

Al despacho de la secretaria de Cultura de Medellín, Lina Gaviria, llegamos puntuales. Sin embargo, sin avisarnos, en su oficina instaló sillas para su subsecretario de Arte y Cultura, Álvaro Narváez, quien varias veces interrumpe la entrevista para cuestionar a este medio. Carlos Artistizábal, el abogado de la Secretaría de Cultura, traído al equipo por Gaviria desde Bogotá, también estaba alojado en el lugar para “acompañar la entrevista”, él amenazó a este medio de comunicación, diciendo que estaría muy atento a la entrevista para adelantar procesos legales, ya que se vieron contra la pared por las incisivas preguntas que hicimos. 

Como un medio de comunicación que cree en la democracia, la ley y la justicia, pero sobre todo que defiende la verdad, estamos abiertos, con nuestro equipo jurídico, para cualquier cosa que necesiten en esa vía. Trabajamos siempre con la verdad como bandera.

Debido al gran “problema” que se volvió esta entrevista, vamos a publicar casi textualmente lo que sucedió en aquella cita. Como es un texto tan largo, nos permitimos hacer un breve resumen de lo que aborda: se le pregunta a la funcionaria por el presupuesto, por las apuestas, por el patrimonio, por la sorpresiva salida de su subsecretaria de Ciudadanía Cultural, María Antonia Pérez, por los retos de comunicación y presencia territorial de su equipo, por cómo es que el alcalde Daniel Quintero no concedió un presupuesto mayor al sector cultural y artístico.

En resumen, la funcionaria aceptó que les hacen falta recursos, que ella no pudo hacer nada para que les dieran un mejor presupuesto para la cultura en el Plan de Desarrollo Medellín Futuro, acepta que no van a dejar una política pública de patrimonio, que hacen falta apuestas en áreas que vienen siendo descuidadas durante varias administraciones, como las artes plásticas y visuales. Además, en decisiones políticas, ella dice que se acoge a lo que decida el alcalde Quintero, ya que, según confiesa, desde su cargo representa a un movimiento político, el de los “Independientes” y todo lo que ha planteado “Medellín futuro”. 

Vale decir que, durante la entrevista, la secretaria Lina Gaviria no tiene claras muchas de las cifras que le pedimos, que se pone nerviosa constantemente, porque parece no conocer algunas de las inversiones o “no inversiones”, por ello se compromete a enviar cifras e informes que, hasta el cierre de esta edición, no cumple con enviar. 

Ah, el subsecretario de Arte y Cultura acepta que esta Secretaría de Cultura tiene unos gastos de administración más altos que las secretarías de Lina Botero, Amalia Londoño, María del Rosario Escobar, Luis Miguel Úsuga o Juan Diego Mejía. Otro aspecto a revisar es que la Secretaría de Cultura no avanzará con fuerza, por lo menos este 2020,  en “economía creativa”, un tema que, según la secretaria, será una de sus grandes apuestas, debido precisamente a la falta de recursos.

Les dejamos las preguntas, las respuestas y las interrupciones de los dos funcionarios que le ayudaron a la secretaria a responder esta entrevista. Si alguien está interesado en escuchar el audio completo de la entrevista, con gusto puede escribirnos a papelmde@gmail.com para enviárselo de inmediato. 

-Preguntas sobre presupuesto

¿Por qué se dice que el presupuesto de cultura de Medellín no subió?

Todo lo que tenía que ver con presupuestos, en ejercicios anteriores, se regía bajo un inicio, que empezaba en lo que tenía cultura ciudadana y luego en el año iba siendo alimentado por superávit, y por el director financiero de EPM, entre otras formas que ya yo desconozco. En ese sentido, la Secretaría de Cultura empieza, no con todo el dinero que iba a ejecutar. Sin embargo, nosotros, pues obviamente en la organización del proceso de administración, tenemos que ir supliendo. Nosotros este año para poder generar, digamos todo eso, y en el marco del plan de desarrollo, como tú sabes que hubo $411.000 millones para el cuatrienio.

Ese es el valor que le dieron a la Secretaría de Cultura bajo el plan de desarrollo, ese es el cuatrienio. Entonces nosotros hicimos una solicitud de recursos para poder seguir llevando adelante todo. Digamos todo lo que teníamos que hacer para este año, nos fueron entregados $4.500 millones más de recursos, eso nos pone en $116.000 mil millones para ejecutar este año.

Ajá, pero ese presupuesto no es el esperado…

Sin embargo, nosotros, pues, habíamos solicitado más para poder llevar a cabo una segunda fase de estímulos, bueno, segunda fase no, sino como una fase de convocatorias que todavía estamos pendientes y teníamos solicitud para terminar bibliotecas, para terminar el año con casas de cultura, para poder generar unos apoyos en plan de salvamento, para poder empezar la línea de economía creativa. Estos $4.500 millones que nos concedieron, fueron invertidos en esto. Sin embargo, no es suficiente, todavía tenemos un déficit frente, específicamente, a las convocatorias y en este momento a eventos de ciudad.

¿De cuántos recursos es ese déficit? 

Pues esto depende de qué tan grande quieres hacerlo, pues digamos que es una cifra… ¿Nosotros qué quisiéramos? Pues hubiéramos querido tener aproximadamente unos $5.000 o $6.000 millones más, pero eso digamos pues es un ideal.

Secretaria, entonces el déficit claramente ¿cuál es? Estas preguntas vienen desde el sector y quisiera que fuéramos muy claros y muy precisos en decir: “falta esta cantidad de recursos”. Para que después, cuando vayamos a transcribir la entrevista, no vaya a quedar nada extraño.

Lo que nosotros quisiéramos poder tener, es poder tener en este momento lo que nos hace falta para este año, estamos hablando de las convocatorias que nos faltaban, estábamos buscando $2.000 millones más, y para la Navidad, la idea, pues, digamos, que es el evento de ciudad, que es el último evento de ciudad que tenemos. Es muy complejo, porque como no sabemos si va a ser presencial o virtual, es otra de las partes complejas, ahí estamos hablando aproximadamente de $4.000 millones.

Entre las dos cosas, entonces, sería un déficit de $6.000 millones. ¿Hay un déficit de seis mil millones de pesos para el 2020?

Interrumpen el abogado y el subsecretario: “Es que es posible que entre en octubre”.

Por eso, pero acuérdense que esta entrevista la estamos haciendo hoy, 30 de septiembre, la secretaria comenzó diciendo eso, así que tratemos de ser muy claros. Insisto en la pregunta ¿hoy la Secretaría de Cultura tiene un déficit de $6.000 millones, ¿cierto, falso o qué?

Álvaro Narváez: Sí, ese es el déficit para este año.

¿Hubo además un recorte o algunos recursos de la Secretaría fueron destinados para otros fines?

Vuelve a tomar la palabra la entrevistada, Lina Gaviria: Claro en esa realidad está toda la Alcaldía. En toda la Alcaldía nos hicieron unos recortes en ciertos momentos, han hecho varios recortes, todas las secretarías lo han tenido, y eso hace parte de lo que la ciudad ha tenido que responder ante el Covid.

¿De cuántos millones de pesos fue el recorte?

Interrumpe el abogado, Carlos Artistizábal: Lo que pasa es que no hay una estructura en que se diga: ‘No le vamos a dar esta cultura porque nos lo vamos a llevar para allá’. Nosotros tenemos un arranque de año para hacer plan de desarrollo de un recurso que nos dejarán de la administración pasada. ¿Qué pasa este año? Este año lo que pasa es que entra la pandemia, todo lo que pudo haber superado empieza a distribuirse hacia la contingencia: las camas UCI, los alimentos…

Entiendo, ¿en cuánto podríamos estimar el recorte?

Ahora toma la palabra Álvaro Narváez: Nosotros tenemos un dato, que es el que, en el inicio del año, tenemos el de la administración pasada, que se ejecutaron en el primer año $98.000 millones. Este año nosotros estamos pensando ejecutar $116.000 millones, aunque en este momento con todas las acciones que hemos tenido, más el crecimiento que ha tenido la Secretaría de Cultura en términos de infraestructura, de equipos y administración, digamos que la Secretaría de Cultura tiene unos gastos de administración mucho más altos que las administraciones anteriores.

¿Y esos gastos administrativos “mucho más altos” son por qué cifra? 

Interrumpe el abogado: No, pero es que eso depende, porque los gastos del mantenimiento del municipio no están amarrados acá en Secretaría, como funcionamos como el conglomerado de entidades del municipio, nos debemos a la Secretaría de Suministros, que es quien adelanta los procesos para el funcionamiento de todas las entidades directas y adscritas.

Eso lo sabemos, hablemos solamente del presupuesto de inversión que es el más importante. De ese presupuesto de inversión, ¿cuánto le podríamos decir a los ciudadanos que fue recortado?, o si no queremos decirle recortado, digamos “dispuesto para otros fines”, ¿en cuánto lo podríamos estimar?

Como venía funcionando es que la gente iba pidiendo, o van pidiendo el dinero que van necesitando.Nosotros tenemos una inversión que nos entra directamente a nosotros para ley del espectáculo, que ejecutamos por $4.000 millones en convocatorias públicas. Entonces digamos, que esos $116.000 millones, ya nos quita de ese techo. 

Usualmente ese dinero lo deberíamos poner nosotros para poder llegar a una inversión, que se hizo el año pasado, porque en los últimos cuatro años en convocatorias públicas ha ido subiendo, o sea, el primer año empieza con algo y va subiendo, y terminaron en $10.000 millones el año 2019. ¿Nosotros qué queríamos? Poder llegar a eso, que logramos llegar a eso pero con recursos de Ley del espectáculo. ¿Qué significa eso? que esos $4.000 millones se sienten ahora como una pérdida, ¿por qué? Porque a pesar de que se hacen unas convocatorias especiales, en fase 1, fase 2, para poder apoyar a la ciudadanía con todo esto de la pandemia, los recursos LEP tienen esas condiciones. ¿Pero qué pasa? Nosotros, esos $4.000 millones que cogimos de los recursos LEP, nos dejan entrar para las convocatorias, digamos, hay unas que la gente siempre está esperando, Por ejemplo, las convocatorias de lectura, escritura y oralidad. 

Entonces, en ese sentido, hay otro montón de convocatorias que han dejado de poder tener ese recurso, que lo que yo te digo ahora es que yo percibo un déficit de dos mil millones, para poder haber cumplido con expectativas, porque no fue de cada año, sino que fue el último año, pero para nosotros sí es importante poder generar un apoyo mediante diferentes estrategias.

Secretaria, insisto, seamos precisos, claros, ¿de qué recorte estamos hablando?

Claro, en este momento yo no te puedo decir que tuvo un recorte de tanto o de tanto. El recurso que habían dejado se está ejecutando, de la forma en que se puede ejecutar, y está todo llevado también para los alivios de la pandemia, pero ¿qué pasa? que, en estos momentos, más que un recorte, es que necesitamos que entre ese dinero. ¿Sí me entiendes? No es que teníamos diez, y nos recortaron esto, no. Es que teníamos diez y deberíamos tener esto más, y eso es lo que nos está dejando entrar.


Yo entiendo claramente, por eso pregunto, ¿cuál es el dinero que falta, cuánto es lo que está dejando de entrar?

Eso es lo del déficit, los $6.000 millones que te dijimos ahorita.

Okey, ¿Pero no hubo un recorte más adicional a ese?

Nosotros, es que, mmmm, eso es lo que te estoy explicando. Nosotros no tenemos un recorte como tal que me digan a mí, mire: si usted tiene 10, deme, o le quito 2. No, ¿qué pasa? Yo tengo una expectativa, voy a hacer esto en el 2020, necesito este dinero. 

Sin embargo, cuando a mí no me dan el dinero que yo necesito tener, entonces eso lo experimentamos, como un recorte porque me toca a mí no hacer cosas que tenía planeadas.

Entonces planteemoslo con sus palabras, ¿cuánto quería tener y cuánto al fin le dieron?

A ver, hubiéramos querido tener $29.000 millones más.

¿Qué pasa? Que no logramos tener eso, entonces qué hicimos, empezamos a mirar cómo recortar cosas por aquí, por acá y por allá y logramos de esos $29.000 millones, tener $4.500 millones. Entonces, ¿qué pasa? No es un recorte y te lo voy a hacer seriamente, no es un recorte, simplemente es una expectativa frente a los programas que quisimos hacer, y que quisimos desarrollar, pero no logramos tener, pero siempre la solicitud era como no tenemos, bájese y bájese, y empezamos a revisar, y siempre revisando para ser realmente muy ejecutivos, y que cada dinero o cada peso que tenemos sea invertido de la mejor forma, teniendo muy claros los criterios, especialmente en Covid, de la empleabilidad de las personas y en ese sentido nosotros solamente logramos $4.500 millones de los $29.000, que tuvimos que darle como una priorización.

Como te contaba, obviamente una parte fue para estímulos, otra parte fue para bibliotecas, que como tú sabes nosotros no podemos abrir las bibliotecas, entonces hay un compromiso muy grande, un trabajo muy grande con las bibliotecas, igualmente las casas de cultura, y desde economía creativa empezamos, no tanto como queríamos, porque teníamos un plan como muy agresivo en este caso, agresivo no es la palabra, como muy potente, para poder generar un plan de alivios, para poder generar unas convocatorias, que la gente tuviera unas becas que estamos esperando poder hacer las el próximo año, pero este año, por ejemplo, ahí pues no pudimos empezar, porque no tuvimos la oportunidad.

-Preguntas sobre eventos de ciudad

Cambiemos de tema. Ahora hablemos de los eventos de ciudad que no se ejecutaron por la Covid-19, algunos gestores nos piden que preguntemos por ese presupuesto, como no se pudieron realizar en su totalidad y normalidad, ¿qué pasó con esos recursos?

Es lo mismo, los eventos de ciudad en administraciones pasadas siempre empezaban muy desfinanciados, y yo creo que casi cada dos meses están buscando un presupuesto. 

Los eventos de ciudad el año pasado, en 2019, ellos ejecutaron $46.000 millones por eventos de ciudad. Eso iba cada año subiendo, digamos, ese fue el año más alto, pero esas inversiones que hacían que ellos tenían aproximadamente $11.000 millones en la Navidad, $14.400 millones en la Feria de Flores, Fiesta del Libro, Altavoz, Festival de Tango, todo tenía unas inversiones muy altas pero con lo que ellos empiezan es realmente como con $10.000 millones y van adquiriendo la forma de que, a medida de que ellos superaron de que entre EPM a los límites financieros, les iban entrando esos dineros para poder hacerlo.

Entonces lo que la gente cree que son unos dineros que preguntan ¿dónde están?, esos dineros no existen, esos dineros empezaron a ser ejecutados en eventos de ciudad, que estamos en este momento como en $16.000 millones para este año, hasta el momento. ¿Qué significa eso? Nosotros nunca percibimos, o sea, por ejemplo, $14.500 millones de “fiesta de flores” en el 2019. No es que hayamos empezado con eso, eso nosotros no lo tenemos, lo solicitamos. 

¿Qué hicimos? Distribuir esos $6.000 millones en todos los eventos, claro como estamos en pandemia y a pesar que migramos a la virtualidad, que lo hemos hecho de una forma en la que buscamos darle trabajo a los artistas, pues realmente todo se ha invertido muy bien y se ha hecho lo que ustedes han visto, los eventos que estamos haciendo, pero no es que haya un dinero que se deje de invertir sino que hace parte de esos $21.000 millones que te cuento que no entran.

Por eso,  secretaria, no demos tantas vueltas, respondamos a la gente con claridad. Vamos a hacer el ejercicio de ser un lector normal, un artista, un gestor cultural de Medellín que siente que en este momento, cuando no se ejecutaron normalmente todos esos eventos de ciudad, que tienen unas inversiones muy importantes, como la Feria de las Flores o La fiesta del libro, es extraño que les digamos que hace falta plata…

Interrumpe el abogado Carlos Aristizábal y toma la palabra: Es sencillo, digamos, yo apartado como de toda esa misionalidad, ¿cuál es el ejercicio para hacerlo muy práctico? El sueño de esta Secretaría, de esta administración fue, por ponerte un ejemplo, unas cifras concretas, porque yo no me las sé, ‘este año vamos a hacer, o vamos a ejecutar $20.000 millones’, ese es un ejemplo pues. 

Resulta que esa plata no es que nosotros nos diga Secretaría de Hacienda: ‘tome Secretaría de Cultura $20.000 mil millones y usted administre’, no. Nosotros les planteamos el sueño, ellos nos dicen a medida que va corriendo el año es: ‘listo, primero le vamos a dar un case pa’ que arranque de $5.000 millones’. Arranque. 

Nos los giran, nosotros arrancamos, empezamos a contratar a las personas, hacer las convocatorias, los procesos y demás. Entre la pandemia y nosotros ya les habíamos dicho a ellos ‘necesito los siguientes $5.000 millones para poder ir cumpliendo’, no, como entramos en pandemia, los recursos del municipio los estamos apropiando para UCIS, camas, tatata.

Discúlpeme que  lo interrumpa, Carlos. Es que hay es donde la gente necesita saber cuál es la cifra, ¿me hago entender? Así sea una expectativa, acuérdese que estos son recursos públicos…

Carlos Aristizábal: Si la cifra de hoy, hoy estamos en un déficit del 2020…

Lo interrumpe Lina Gaviria: No, no las tenemos todavía exactas.

Llevamos media hora de entrevista en este asunto. Creo que, si nos vamos a dedicar a explicarles el modelo a los lectores, se van a enredar, digamos que para cada año hay un presupuesto, ¿cierto? ¿Cuál era el presupuesto para este año?

Lina Gaviria: Era $82.000 millones.

Listo, ¿entonces $82.000 millones de pesos, a hoy, 30 de septiembre?

Lina Gaviria: Si quieres mejor te confirmo la cifra.

¿Hay ejecutado cuánto hasta ahora?

Lina Gaviria: Estamos en un 76 % hasta hace una semana

Álvaro Narváez: Más o menos $78.000 millones.

Listo. ¿Y esperan que cerremos el año ejecutando cuánto?

Lina Gaviria: $116.000 millones.

De los recursos de eventos de ciudad que estaban dispuestos en ese presupuesto, en esos $82.000 millones, para hacer una Feria de las Flores “normal”, presencial, ¿dónde está?,  ¿dónde está la plata de la Feria de las Flores que tenía estimado este presupuesto?

Miren la plata de la feria de las flores se va gestionando de acuerdo a los eventos que tenga la Feria de las Flores. No es que todos los años haya 14 mil millones de pesos…

Entonces como esa era la forma en la que se venía haciendo, nosotros para explicar a las personas cuando recibimos una Secretaría, nos dan un POAI. El POAI es todo el plan anual y se hace el año anterior en noviembre, osea, lo hizo la administración pasada, ellos nos pasan con sus lógicas este dinero. ¿Nosotros qué hacemos? Hacemos una planeación, miramos los proyectos nuevos que tenemos también como administración, hacemos nuestra urbanización, y vamos también solicitando que nos entren recursos para poder generar una responsabilidad con los recursos adquiridos. 

¿El punto de partida cuál es? Claro, tenemos un cuatrienio donde uno estudia cómo se vio cada una de las inversiones empezamos a mirar. De entrada, nosotros empezamos a ejecutar todo finalmente con el dinero que teníamos que era insuficiente para poder inclusive terminar las bibliotecas, para terminar las casas de cultura, el año completo. ¿Qué pasa? Vamos adquiriendo esos recursos que vamos solicitando para poder ejecutar. Ejemplo: La feria de las flores. La feria de las flores realmente no estaba financiada desde el principio.

Otra vez estamos explicando el modelo y no dando datos precisos, ¿cuánto estaba previsto en este para la Feria de las Flores?

Cero pesos. Entonces solicitamos un recurso de $5.500 millones al alcalde…

¿Y ustedes cuando recibieron el empalme recibieron ese tipo de cosas y no las cuestionaron?

Espérate que yo estoy terminando. Entonces, ¿qué hicimos? Mire, alcalde, necesitamos la Feria de las Flores, $5.500 millones, entonces eso fue lo que nos dio, eso es lo que vamos a ejecutar. ¿Qué pasa? Alcalde, En diciembre necesito por favor dinero para Navidad, ya se lo pedí al alcalde, estoy esperando la respuesta. 

Entonces en esa medida es que uno va esperando los eventos de ciudad, cómo te conté previamente, iniciamos, teníamos aproximadamente… pues, en este momento ya son $16.000 con todo lo que tenemos con Feria de Flores, pero estábamos como en $9.000 millones y en esa medida es que dispusimos una forma para poder invertir, nos cayó una pandemia en marzo, eso hace que cambiemos toda la inversión en eventos de ciudad y ya no estamos pidiendo lo que íbamos a pedir para eventos de ciudad que eran esos $29.000 millones, que era para toda la Secretaría, sino que empezamos a bajar porque nos damos cuenta de que van a haber unos ahorros en la inversión, porque es distinto manejar eventos de ciudad, a hacerlo en una pandemia,  virtual, claramente, es mucho más costoso cuando tenemos un público. 

Ahí esa parte es muy importante para la gente, nosotros en ese momento ya no solicitamos unos recursos como si tuviéramos eventos de ciudad presenciales, sino que nosotros solicitamos unos recursos mucho menores, porque además sabemos que la inversión que tiene que hacer la administración está siendo priorizada para el apoyo y alivio del Covid.

Lina, ¿no hubiera sido conveniente que, entendiendo que este es un sector muy débil, ustedes hubieran pedido todos esos recursos para buscar la manera en que el sector no se viera tan afectado?

Los pedimos.

Sí, pidieron $29.000 millones y les dieron $4.500

Sí, hasta el momento, exacto. Seguimos pidiendo.

-Preguntas sobre el plan de desarrollo

Avancemos ahora al 3% que el sector pedía como porcentaje mínimo para Cultura en estos cuatro años. El sector hizo una petición de que el presupuesto fuera del 3% y no fue así. ¿Qué pasó con ese 3% que ellos estaban pidiendo?

Ese 3% que es ideal, nosotros estamos totalmente de acuerdo con tener un 3% de la inversión, pero son decisiones que no me atañen a mí, nosotros hicimos todo, se lo presentamos el alcalde, Inclusive todo el sector nos apoyó en eso, Inclusive los concejales nos apoyaron también en eso en el Consejo, Pero ya son decisiones que le atañen al señor alcalde. El señor alcalde hizo una distribución según lo que tenía enfrente.

¿Usted no supo que en campaña el alcalde prometió el 5% para cultura y dijo que este sería el gobierno de la cultura?

No supe.

Entiendo, ¿cuál fue su postura frente a la negativa de que el presupuesto fuera del 3%?, ¿por qué terminó siendo apenas del 1,98%?

Interrumpe Álvaro Narváez: El 1,98% es el presupuesto más alto en un inicio de plan de Gobierno en una alcaldía en cultura.

Eso no es verdad, no llega a ser siquiera el 2% que recomienda la Unesco, ¿cierto? 

Álvaro Narváez: En ninguna parte del país es el 2%…

No, pero estamos hablando de Medellín, aquí sí lo tuvimos varias veces, esta ciudad llegó a tener la inversión más importante del país en cultura. No es un imposible, lo que queremos plantear es que no es un imposible presupuestalmente.

Lina Gaviria: Nunca nada es imposible…

La última vez que conversamos, Lina, usted estaba llegando a la ciudad, me dijo que estaba “escuchando”, quisiéramos que nos cuente ¿cuáles van a ser las apuestas?

Sí señor. En este momento nuestras apuestas están, ósea, el plan de desarrollo retrasa las respuestas que tenemos, dentro del plan de desarrollo no solamente se trazan, sino que también se pactan con la ciudad. 

Las apuestas más grandes que tenemos en este momento es una de las líneas, es todo lo que tiene que ver con la cultura viva, estamos trabajando muy fuertemente para que podamos fortalecer todavía, con un sistema de información a través de las casas de la cultura, a través de todo lo que tenemos con una red de formación artística, ese es un punto que es súper importante porque genera muchísimo trabajo y para nosotros también es importante empezar a ver y a reconocer todo lo que tiene que ver con los espacios que se forjan empíricamente en las comunidades frente a todas las cuestiones del arte. 

Tenemos también toda la parte territorial con las bibliotecas, es un movimiento importante, buscando también entrar al mundo de la tecnología, no solamente con la biblioteca sino también a través de un programa de economía creativa qué le está apostando muy fuertemente a una reactivación económica… 

La pandemia nos ha dado algo y es que ha catapultado la necesidad de tener una virtualidad, yo creo que después de esto nada va a ser lo mismo, porque nos hemos dado cuenta de que, a través de la virtualidad, cómo podemos ser más competitivos y también ser más competentes, pero también podemos generar que nuestras obras puedan ser leídas por muchos más, puedan ser vistas o visitadas por muchas más personas y experimentadas por muchas más personas.

 ¿Entonces qué es lo que estamos haciendo? A través de este proyecto de economía creativa, que para mí es muy importante, es poder generar, para las personas, capacitaciones, herramientas, poder generar unos alivios económicos que les permitan poder tener, por ejemplo, si tienes una página web poder articularla si quieres conocer de marketing digital lo puedes hacer. 

Es una transformación digital del arte y la cultura, pero además de eso también puede proporcionar un alivio, a través de dos cosas: tenemos un programa de formación de públicos muy ambicioso donde lo que yo veo es que aquí, realmente, muchas de las personas Internamente locales en Medellín no conocen lo que hay, nuestra oferta es increíble y yo sé que esto aquí es complejo. pero nosotros tenemos como estado una responsabilidad para poder generar una visibilización de lo que tenemos para poder llevar. 

Esto tiene aproximadamente seis puntos, te los voy a mandar para que los conozcas. 

-Preguntas sobre patrimonio

Hablemos ahora de patrimonio, Juan Luis Isaza se va de la Fundación del ferrocarril de Antioquia muy molesto, planteando que usted nunca se reunió con él , que no hubo una interlocución. Recordemos que esa entidad estaba trabajando aquí los temas patrimoniales y ahora tiene una petición de renuncia que él llama “política”, además de que uno se encuentra en el plan de desarrollo que no hay un proyecto de patrimonio, que la inversión en ese rubro es una inversión que apenas alcanza para un mantenimiento de esculturas, ¿porque esta administración, que en campaña estuvo diciendo que iba a ser una de sus grandes apuestas el patrimonio, que iba a revivir el Teatro Junín, no le apostó con fuerza a este tema en el Plan de Desarrollo?

En el plan de desarrollo si hay algo, o sea hay una propuesta importante por el patrimonio, eso no es cierto lo que tú estás afirmando.

¿Dígame entonces cuál es plan de patrimonio que hay en ese Plan de Desarrollo y cuántos recursos hay para ello?

Lina Gaviria empieza a chatear por su computador y celular para conseguir la información, teclea y responde: Ya, ya me lo están mandando, para poder tener unas cifras más exactas. 

Nosotros como primera mano, pues, mmm, yo con Juan Luis, él me escribió, comenzó una pandemia, yo me enfermé de Covid, y pues nunca nos pudimos encontrar básicamente por eso. Yo hablé por teléfono con él, le dije que sí, que claro, que con mucho gusto, pero, pues, como comprenderás, estamos en una pandemia, a mí me da Covid, y realmente no sabía pues que él iba a salir de la Fundación, entonces en ese momento no tenía nada de esa información. 

Y digamos que este ha sido un año muy atípico y muy complejo, y que realmente ha sido un reto muy grande donde estamos buscando darle información a todo el mundo, pero sí es muy complejo, mi agenda es muy ocupada y tengo muchas personas que están esperando cita. Entonces, desafortunadamente él salió antes de poderme reunir con él. 

En el otro sentido por todo lo que me preguntas sobre todo lo que tenemos de patrimonio, nosotros claro que tenemos en el plan de desarrollo una apuesta por el patrimonio muy fuerte. Esta apuesta por el patrimonio está dividida en todo lo que tiene que ver con el patrimonio material, el Patrimonio Inmaterial, por todo lo que tiene que ver con mantenimientos y por el Archivo Histórico, tiene esas tres bases.

Eso que menciona no es una apuesta decidida por el patrimonio. En este plan de desarrollo, además de las actividades que vienen haciendo, no hay una apuesta nueva. Según el Ministerio de Cultura, no hay una política pública de patrimonio  que se esté gestionando desde Medellín, que es lo que dice Juan Luis Isaza, lo corroboramos con el Ministerio…

No, no está planteado en el plan de desarrollo, pero ya empezamos a trabajar en ella. No hay una política pública aún, y en este momento contratamos una persona para que empecemos a hacer los inventarios. Para poder tener una política pública tenemos seis pasos, en estos seis pasos ya estamos trabajando. 

No vamos a poderla dejar en estos cuatro años, probablemente, estamos siendo también muy conscientes de nuestro alcance, pero lo que sí vamos a dejar es toda la investigación previa la política pública, que implica: primero unos inventarios muy profundos, que ya se están trabajando a través del Archivo y a través de Claudia Vázquez que es quien lidera.

María del Rosario Escobar, en su periodo como secretaria, nos dio a conocer un inventario del patrimonio de la ciudad, ¿ese es el último que se hizo, la administración pasada no hizo un inventario?

Claudia Vázquez, ella es de planta, es la persona que trabaja aquí con patrimonio, ella lleva aquí más o menos 23 años, entonces Claudia Vázquez es quien tiene toda esa memoria y con ella es con quien estamos trabajando todo eso, ella es experta en eso.

No te sé contestar esa pregunta, me parece interesante lo que dices para hacer un seguimiento, sin embargo, yo asumiría que, como funcionaria de planta, pues ella tiene toda esa trazabilidad y debe conocerlo. Voy a averiguar.

¿Por qué dice que no van a poder dejar la Política Pública, esos seis pasos que menciona no son sencillos pero tampoco son tan complejos para no lograr hacerlo en cuatro años?

Si son complejos, o sea, sí son muy complejos, y para eso yo me tendría que referir a la experta para que yo te contara de una vez, en una entrevista específicamente para eso, pero como me lo plantean a mí los expertos, sí es muy complejo. Entonces lo que nosotros estamos haciendo es todo el trabajo para que se pueda generar los pasos que se tienen que hacer, para poder tener una política pública en patrimonio, y es muy importante para nosotros poder dejarlo.

¿O sea que va a seguir pasando en Medellín que se tumben lugares patrimoniales para poder construir parqueaderos en estos cuatro años?

No, ¿por qué?

Porque como no hay una política pública que diga lo contrario…

Sí, pero tampoco, eso no quiere decir que tenga que pasar o no.

Claro, sí pasa.

Álvaro Narváez: Lo que pasa es que, “Dani”, es que la política pública patrimonial tiene varios componentes. Unos bienes que están declarados y que están en la Secretaría de Cultura de interés Patrimonial y cultural y tienen una categorización. Esa categorización que va de 1 a 3 hace que los bienes de interés patrimonial se conserven en su medida, algunos completos, otros solamente fachadas, entre otras cosas.

¿Y algunos nada?

Álvaro Narváez: Hay una reglamentación que es local, que es patrimonial y que obedece el orden nacional. No importa que hoy en Medellín no haya una política pública patrimonial en el sentido de que…

Disculpe, subsecretario, ¿no importa?

Álvaro Narváez: Sí importa en el sentido en que nosotros podemos poner nuestro aporte local, Pero existe una política pública nacional, y esa política pública nacional rige la política general del patrimonio en la nación.

Sí, pero como aquí no está reglamentada, ese es el problema. Puede haber reglas en el ámbito nacional, pero aquí sí pasan cosas como lo que sucedió con la Casa del Teatro El Trueque, lo que ha venido pasando con Prado Centro.

Álvaro Narváez:  Lo que pasa es que para poder definir un interés de bien patrimonial Tiene que cumplir unas condiciones…

Claro, pero como no hay una política pública, todo puede pasar con el patrimonio en Medellín.Lo dice Juan Luis Isaza, quien fue director de patrimonio del Ministerio De Cultura muchos años: el problema de Medellín es que no tiene una política pública y, mientras eso no exista, aquí van a seguir pasando todo ese tipo de cosas.

Lina Gaviria: Nuestra posición como administración es que estamos trabajando para conseguirla.

Hace un momento dijo: ‘no vamos a poderla dejar’

Lina Gaviria: Yo no creo.

Estamos trabajando para esa construcción, pero yo no veo que podamos realmente hacerlo en el tiempo que tenemos, porque es que este año básicamente ha sido muy perdido, pues, por las cuarentenas, eso también nos ha atrasado un montón, y hay que tener en cuenta todo eso y que muchos de los recursos están yendo a una reactivación económica para un sector que lo necesita tan álgidamente. 

No quitándole importancia absolutamente a nada, pero también poniendo las cosas en una, digamos, en un contexto de Covid, Sin embargo es algo que tenemos en el radar, es algo en lo que estamos trabajando activamente, que no era presentar un cronograma de trabajo frente a todo lo que tiene que ver Con la política pública de patrimonio, y aquí en el patrimonio cultural de memoria e identidades que es el programa que tenemos en el plan de desarrollo, que quede muy claro, sí está en el plan de desarrollo. Y en eso tenemos la inversión, en este momento $500.000 millones aproximadamente.

Esa cifra que invierte la Alcaldía normalmente en Patrimonio. Esa inversión que existe hasta este momento no permite nuevas apuestas: la política pública, las investigaciones previas a la política pública, por eso que, después de estudiar el plan de desarrollo, le estamos planteando que no hay una apuesta real. Con esos recursos no se puede hacer lo que esta ciudad requiere en temas de patrimonio, por ejemplo, la política pública. Pueden hacerse las investigaciones, pero la implementación y la socialización que es lo fundamental no va a poder pasar.

Lina Gaviria: Lo que tú dices, digamos que, tú lo puedes poner de diferentes formas, pero si hay una apuesta por el patrimonio, el foco que tenemos en ese momento además de mantener y preservar lo que tenemos, además de fortalecer un Archivo Histórico, es una apuesta por iniciar todas las modificaciones y todo lo que se tiene que hacer previo a una política pública. Ahora, lo que tú me dices de que María del Rosario dejó un inventario, yo voy a revisar eso porque a mí no se me ha informado nada de eso, voy a mirar para poder entender en qué estado está.

¿Es decir que usted no tiene claro si recibió un inventario del patrimonio de esta ciudad cuando asumió este cargo?

Todo lo que es previo a una política pública implica un esfuerzo muy grande que es en el que ya estamos trabajando, ya estamos construyendo. Lo que no me queda claro lo que me acabas de decir sobre que María Rosario dejó un inventario, porque Claudia Vázquez que es la persona encargada hace 23 años en la Secretaría De Cultura de patrimonio, en lo que ella me entrega, me da a mí un diagnóstico, y me da a mí un plan de trabajo, y me entrega un cronograma para trabajar la política pública porque lo primero que entré yo para decir es ‘tenemos que tener una política pública del patrimonio en Medellín’. Y eso es lo que estamos haciendo todo el trabajo previo para hacerlo, yo espero poder adelantar…

Es lo mismo que estaba intentando hacer Juan Luis Isaza, ¿cierto?, pero usted no conversó con él.

No, yo no sé…

¿No sabe en qué estaba en la Fundación Ferrocarril de Antioquia?

No señor.

-Preguntas sobre cambios en el equipo de trabajo

Hablemos de la salida de María Antonia Pérez, quien fue elegida por usted como su apoyo, como subsecretaria de Ciudadanía Cultural, ¿qué pasó? 

María Antonia Pérez sale, pues, de la Secretaría básicamente porque nos solicitan que ella salga.

¿Quién se lo solicita?

El alcalde directamente. Y nosotros tenemos una persona excelente que se llama Marlon Vásquez, él fue el que trazó todo el plan estratégico de Medellín futuro Y quién ha estado a cargo de comunicaciones y de toda la línea estratégica de comunicaciones de Medellín futuro.

Sin embargo, a diferencia de Pérez, el señor Vásquez no tiene experiencia en el sector público. 

Él es artista.

Pero nunca ha trabajado en el sector cultural en gestión.

No te sé contestar esa pregunta.

Pero es un hombre excelente en lo que hace tiene una visión estratégica, es un artista, tiene experiencia para trabajar en lo que está haciendo, osea es una persona idónea y excelente por el trabajo que está desarrollando y hemos hecho muy buen empalme estamos trabajando conjuntamente estamos generando todo.

¿Y qué pasó con María Antonia Pérez?, se fue una mujer con muchísima experiencia.

Sí, María Antonia es fabulosa, María Antonia es excelente, pero pues en este caso yo creo que es una decisión del Alcalde.

¿Es un tema político?

Pues yo creo que el alcalde decidió que era Marlon quién debería liderar esa Subsecretaría, No pasó nada malo con ella, no hubo absolutamente nada malo y eso es importante, por favor, que sea muy claro en la entrevista, ella no hizo nada malo, ella es una mujer excelente en su trabajo y excelente como ser humano, nos dejó unas bases muy sólidas en Ciudadanía Cultural, sin embargo, también es la potestad del Alcalde la línea que él le quiera dar a esos proyectos, en este caso el alcalde decidió que la línea que le quería dar a esto era una línea más acorde con lo que trae este profesional que es también excelente.

¿Usted estuvo de acuerdo con el Alcalde, cuál fue su posición?

Pues es que yo estoy con Medellín Futuro, y yo estoy en una apuesta por una administración en la cual yo creo, la cual yo apoyo al 100%. Si Daniel Quintero como mi jefe, como mi alcalde, me hace una sugerencia y me dice: ‘mire vamos a irnos en esta dirección’, pues yo estoy alineada con el alcalde al 100%.

-Preguntas sobre apuestas y retos

Lina, ¿por qué la ciudad está apostando tanto a los premios internacionales?

Porque tenemos mucho que mostrar, o sea, aquí en términos de cultura, el talento que tenemos las buenas obras que estamos haciendo, realmente es una apuesta tan grande que se está haciendo que merece ser internacionalizado. Para mí, y yo te lo conté, es el principio cuando hablamos, es muy importante que lo que hace aquí se visibilice. Yo cuando estaba en Bogotá no conocía lo que se hacía en Medellín y creo que hace falta que se conozca. 

Esos premios internacionales para mí son muy importantes y para el alcalde también, porque nos permiten la forma de aliarnos, para mí la forma de trabajar es en redes y es con todos, yo no tengo las respuestas a todo, pero entre todos podemos generar en sus caminos en los que podemos transitar, estos reconocimientos nos abren puertas, nos permiten aliarnos, nos permiten ser parte de unas redes de las cuales Ese tipo de visualización es facilitan las entradas.

¿Por qué se siente en el sector que no hay nuevas apuestas? Áreas como las artes plásticas están un poco descuidadas…

Muchas cosas, en artes plásticas específicamente vamos a estar trazando una propuesta porque ahí yo también veo que hay una carencia muy grande, vamos a tener un profesional que va a llegar todavía no ha llegado, porque como te cuento estamos esperando todavía esos recursos para poder contratar, pero la idea es que haya una persona para que tracemos un rumbo, porque es que yo creo que Medellín necesita un programa de artes plásticas.

¿Quién va a ser?

No, lo estamos buscando, sin embargo, espero tenerlo muy pronto porque lo necesitamos.

¿Cuáles son las nuevas apuestas?

Las apuestas nuevas que tenemos en este momento radican en tres cosas muy importantes: la primera es en esta apuesta economía creativa, esa apuesta no la tenía anteriormente y esa apuesta, digamos, que es una transformación muy grande y muy importante en todo lo que tiene que ver el ecosistema.

La segunda es formación y gestión de públicos, nosotros vamos a continuar con lo que ya venían haciendo pero nosotros vamos a agregar un universo completamente diferente, es un 360, donde hay una articulación entre lo privado, entre lo público y lo cívico, eso es nuevo, eso no existía, también estamos armando con una propuesta muy fuerte en formación, que estamos articulados ya con Secretaría de Educación para que tengamos la jornada complementaria, para que tengamos todo lo que tiene que ver con MOVA, con los maestros. Todo eso se ha unido a la cultura viva comunitaria, con todo lo que está pasando en esos espacios empíricos que se forman en las comunidades, en las comunas, en los corregimientos.

Lo otro es una política transversal que estamos hablando en poblaciones,  en términos de diversidad, es una gran bandera y todo eso obligado también por la paz, esto todo trasciende a los eventos de ciudad, no pueden ser solamente de ciudad que se hagan para circular, sino que tienen que estar atados a unos procesos, que se gestan desde la formación y la creación y todo eso se articula mediante este ecosistema que te estoy contando. Entonces, esas cosas son una forma diferente de hacer esas cosas nuevas, y algo nuevo e importante es infraestructura, que estamos en la construcción del Centro Cultural Ciudad del Río, estamos trabajando en este momento para que se pueda hacer una realidad.

¿Qué de lo que propuso la administración pasada no va a continuar? 

Expo Cultura, esa Expo cultura no va a continuar como Expo cultura. Sin embargo, todo lo que se venía realizando en ese evento es lo que vamos a seguir haciendo, pero lo vamos a potenciar, que no se algo que solamente pasa una vez en el año sino que sea algo que pasa 365 días al año, en eso tenemos una alianza con el Ministerio de Cultura para la cumbre, que es como la segunda cumbre naranja pero se vuelve G-Fact, y vamos a tenerla ahora en noviembre, del 9 al 16 de noviembre.

Y la idea, como te digo, es que todo lo que tiene que ver con mercados, con economía, con portafolios, con toda la parte del emprendimiento, eso tiene que estar todo el tiempo circulando, tenemos que tener esos procesos muy muy fortalecidos y poder estar participando en mercados, claramente estamos en un momento diferente por la pandemia, pero eso no quiere decir que no sigamos y que no fortalezcamos, y al revés. 

Lo que estamos buscando generar es capacitaciones, formación, todo lo que tiene que ver con herramientas digitales, transformación digital, pero más allá de eso para que los artistas puedan viajar claramente, los artistas puedan moverse, que puedan ser competentes con los portafolios, pero además de eso, es muy diferente cada sector, entonces, el sector de la música es muy específico el sector de artes plásticas es súper distinto, súper distinto a la danza, ¿Y cuál es la idea?, que podamos tener esos procesos 360 todo el año vivos y para fortalecer, y que las personas puedan llegar con los proyectos artísticos y culturales a estar en los procesos competitivos y que puedan salir, que puedan girar, que puedan hacer incidencias. 

Que podemos generar un apoyo para el estado para que los estímulos sean mejores, muchas veces ganan este tipo de participaciones y no tienen cómo salir. Entonces nosotros estamos velando para que eso pase y fortaleciéndolos a ellos en procesos de más largo aliento.

¿Por qué la Secretaría de Cultura pone a trabajar durante seis meses a cinco gestores, reservemos los nombres, en un proyecto, para luego decirles que no tiene los recursos?

Mira, eso hace parte del dinero que no nos entró, desafortunadamente trabajamos para ello siempre, hemos tenido la disposición para poder generar y para poder pensar. Esto hace parte de ese dinero de apoyo al sector que era parte de este plan de salvamento que teníamos pensado hacer por economía creativa, pero todo ese dinero no nos entró, por eso es que has visto que no logramos salir con eso. 

La idea es que lo podemos hacer el próximo año ya con el presupuesto nuevo y que podemos empezar desde enero, pero desafortunadamente y en eso si no tengo mucho que decir, no nos entró el dinero y nosotros sí contábamos con ese dinero.

¿Por qué nunca a esos gestores se les dio una respuesta por escrito, con respeto? 

Acá de pronto tenemos una forma diferente de ver las cosas, nosotros lo que hicimos fue algo más personal y humano, y los llamamos y hablamos con cada uno personalmente.

No fue así, para que lo tenga claro.

Entonces la información que yo tengo es que se habló con cada uno de ellos, y quisimos hacerlo realmente más personal, porque sabemos lo difícil que iba a ser esto, la expectativa que se tenía, Y lo que hemos trabajado conjuntamente en este proyecto, entonces lo hicimos a título personal.

Hemos recibido muchas peticiones en redes sociales de artistas y gestores que se quejan de los tiempos legales, de las convocatorias. ¿Qué está pasando con ese tipo de convocatorias que de pronto no está cumpliendo con las fechas estimadas que además deberían ser puntuales y cumplidas?

Claro, por eso está aquí Álvaro, porque digamos que yo en eso, ante la última voz que tú hiciste en tu Facebook, estuvimos revisando todo muy bien como para tener claridad, porque claro, nosotros no podemos estar incumpliendo las fechas, y cuando se han incumplido nosotros hemos presentado una explicación, decimos a la gente: ‘mire, estamos fuera de términos por esto’. Y se van corriendo, Yo quisiera la palabra a él, pero digamos que es el encargado.

Álvaro Narváez: Mira Dani, los tiempos de cada convocatoria se manejan con un cronograma que tiene más o menos 28 pasos a seguir, desde el inicio de la creación de los lineamientos hasta el otorgamiento inicial. Estos 28 pasos van hasta entregar el recurso. Hay unos cronogramas, a veces por distintas situaciones que ocurren, en cualquier sistema, que se alteran, alguna vez hemos tenido que sacar una resolución de ampliación de dos días porque hubo una falla técnica o algo similar, que incluso va por encima de nosotros, es un tema de sistema. Nosotros tenemos los programas muy claros y en eso sí somos muy claros.

¿Cuál es para usted el panorama del sector cultural de Medellín después de la pandemia?

No estamos después de la pandemia, estamos en la pandemia, así que esa reflexión es durante la pandemia. 

La única forma que yo creo realmente de transitar y de salir adelante es estar unidos, la respuesta no la tiene una sola persona, una institución, eso tiene que ser juntos, unidos, construyendo juntos. Son momentos muy difíciles y son momentos en los que hay tanto dolor, tanta pérdida, tanta incertidumbre del futuro, tanta inestabilidad, que es momento de mucha vulnerabilidad y muy delicado. 

Yo pienso que nosotros, en reflexión a nivel de cómo se prepara todo, es que nosotros tenemos que buscar todos los mecanismos que podamos, no estoy hablando solamente económico sino también de acompañamiento, jurídicos, de difusión, todo lo que podamos y estar abiertos para construir con el sector para poder acompañar y para poder apoyar, y para poder generar una reactivación de diferentes formas y con diferentes estrategias. 

A título personal, ya como Lina, esto a mí es algo que me duele profundamente porque nuestro sector es muy vulnerable y que siempre ha tenido muchas necesidades, y que siempre ha generado todo tipo de estrategias, y que siempre está buscando salir adelante, y esto es una aplanadora que nos cae encima y nos deja vueltos nada, entonces, en esa medida, para mí, digamos, como artista, como gestora, como persona, como ser humano, es algo que me causa la mayor tristeza y el mayor dolor, por eso mi trabajo, desde donde esté y como pueda hacerlo, va a ser siempre buscar ese alivio. 

¿Que con pandemia se vuelve más difícil? Sí, claro, Pero que no por eso yo voy a parar, y que no quiere decir que siempre voy a ser acertada, pero que no voy a parar, así pase lo que pase porque eso es lo que necesitamos: perseverar, resistir, seguir juntos. Por eso es la internacionalización, porque intento buscar recursos en otras partes, por eso los lazos, porque en este momento la Secretaría tiene que aliarse con otras secretarías, para poder generar más bienestar para los artistas. 

Si lo pueden contratar la Secretaría de Educación para que tengan más trabajo los maestros, hombre, bien. Vamos con Desarrollo Económico para generar, a través del turismo, para que entre más dinero al sector, hombre, bien. ¿Por dónde más? este equipo de la Secretaría y pues de Medellín futuro realmente porque todos estamos trabajando en esto, es buscar eso. Y ahí te hablo como Lina y como secretaria…

¿No cree que hay que mejorar los canales de comunicación con el sector? 

En ese momento, pues yo creo que se ha vivido un cambio muy grande, para ese sector es muy amplio, muy grande, y es muy complejo porque el tiempo es finito, Sin embargo, ¿qué hemos estado haciendo? Nos hemos estado apoyando mucho en el Consejo Municipal de Cultura, nos estamos apoyando en el Concejo, nos estamos apoyando en los sectores, en las mesas, hay diferentes mesas que tenemos.

Estamos buscando diferentes formas de comunicarnos, estamos buscando todo tipo de encuentros, que algunos son y en esa medida es poder generar ese tipo de comunicación. 

Compartir artículo

También podría interesarte

Esfera grabada Camilo Álvarez
Arte y Crítica

Las dimensiones de Camilo Álvarez

El artista antioqueño Camilo Álvarez está trabajando en una nueva serie, que permite conocer su interés en la tridimensionalidad, además de acercarse a su universo

Deja una respuesta