Armando Ruiz hizo arte de la otredad de los “durmientes” en nuestras calles

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
foto1_armando_ruiz

Hasta finales de este mes estará en sala, en la Alianza Francesa de Medellín, la exposición Durmientes, de Armando Ruiz. La muestra tiene disponible el recorrido virtual.

Durmientes es una exposición fotográfica de Armando Ruiz, que estará en sala en La Alianza Francesa de Medellín hasta finales de este febrero de 2021.

Las fotografías fueron tomadas en ciudades como Barranquilla, Medellín, Cúcuta, Porto Alegre o Sao Pablo, cuando el artista visual caminaba la calle desprevenido, y contienen los rostros, posiciones, estados de los “durmientes”, las personas que habitan las calles de las ciudades y yacen dormidos ante la mirada de todos, intentando descansar en esa morada que les tocó habitar.

Se trata de imágenes que se capturaron en un propósito del autor por “recorrer el Centro llevando el teléfono para fotografiar la vida”, una práctica de Armando Ruiz por varios años como artista.

Visite la exposición en: https://medellin.alianzafrancesa.org.co/exposicion-durmientes-armando-ruiz/

En Durmientes, el artista hace una observación muy aguda a la figura de estos seres que habitan las calles de la ciudad, que son “los otros”, con los que nadie quiere tener contacto y que yacen dormidos ahí a pleno día, en la calle.

Claramente, esta es una situación que no solo se ve en este país ni tampoco es una figura solamente de Venezuela, es un escenario que se repite en todas las ciudades latinoamericanas, un fenómeno común en este lado del continente.

Durmientes muestra sin maquillaje algo que pasa, la cotidianidad a la que se enfrentan los ciudadanos frente a los habitantes de la calle con sus camas de cartón improvisadas y durmiendo en ellas.

Unos seres que pueden ser incomodos para algunos, y mucho más para las arcas del poder. El reflejo también de nuestra impureza como sociedad, así podríamos nombrarlo.

Armando Ruiz es colombiano, pero también es venezolano, ha tenido la oportunidad de vivir en ambos países, y con la propiedad que ofrece el habitar los territorios y conocerlos en propiedad, él ha hecho denuncias con su arte, muy críticas al sistema. Entre ellas al gobierno venezolano y por las desapariciones de estudiantes en el vecino país.

Y ahora con Durmientes introduce un doble mensaje con la situación a la que se enfrentan los migrantes cuando llegan a otro país, porque como lo expresó la fotógrafa Natalia Botero en la curaduría de la muestra: “Quien inmigra está sujeto en muchas ocasiones a temer quedar perdido en la calle, no tener un lugar donde llegar y quedarse, no reposar dignamente el sueño y el cuerpo para levantarse al día siguiente. Venir de otro país, llegar de otra ciudad abre un vacío que queda en el pensamiento y baja al corazón”.

Por su parte, Jaime Tavera, historiador de la Universidad Nacional y gestor cultural de Medellín, y quien en 2020 estaba a cargo de la selección de invitados para la agenda expositiva de la Alianza Francesa, contó a PAPEL que la muestra destaca desde las metafísicas de lo puro, que una impureza es una mancha; es decir, la ciudad es bella, el Centro es bello, pero como en toda belleza, según Georges Bataille, siempre hay una mancha, ‘cuanto mayor es la belleza, más profunda es la mancha’, es la frase textual del antropólogo francés. En este sentido, esa mancha son los seres que deambulan y que muestran a todos en su descanso o habitar. Una forma de mostrar que no todo está bien”.

“Nadie queda tranquilo cuando se pasa o esquiva en la calle a un ‘durmiente'”, añadió el historiador.

Una situación, que por cierto no se normalizó en la pandemia, como muchos lo creen, sigue ahí, viva, latente. Es más, por el confinamiento se agudizó esta situación de los “durmientes”. Lo que sí pasó es que el tránsito de los ciudadanos se redujo por este tiempo, y ahí cobró mayor relevancia el sentido de esta exposición.

PAPEL entrevistó a Armando Ruiz para conocer el propósito de sus fotografías y hablar sobre la posibilidad que entrega la muestra para confrontarse adecuadamente con esa ‘otredad’, la de los “durmientes” en nuestras calles.

Al ver las fotografías de la exposición Durmientes, parece que intentan conmover desde el arte político y de denuncia. Pero, ¿usted qué es lo que quería mostrar con cada una de ellas?

Con la exposición Durmientes no busco conmover, ni denunciar. Como artista continúo acercándome a situaciones que me motivan a pensar mi cotidianidad en relación a mi contexto.

Yo he emigrado en dos momentos de mi vida (en 1999 de Colombia hacia Venezuela y en 2017 desde Venezuela a Colombia). Las imágenes de los “durmientes” tomaron fuerza a principios del año 2020, cuando estuve pensando lo que iba a trabajar en dicha exposición, en ese punto hice la conexión de lo vulnerable que puedo llegar a sentirme estando en mi propio país, pero de igual forma siendo un inmigrante.

¿Cómo propone la exposición Durmientes ver a ese otro que está ahí tirado, que puede ser un estorbo?

Estas personas las he encontrado de manera fortuita, desconozco el por qué están ahí, a mí en particular me despierta el miedo de sentirme vulnerable en esa situación, hay dos fotografías sitiadas en el piso de la sala expositiva que me hacen recordar de manera inmediata cómo los he encontrado.

Algunas imágenes de esos cuerpos que yacen en el piso, me recuerdan a personas asesinadas, se mezclan territorios donde la violencia está presente.

Los protagonistas de estas fotografías parecen ángeles o ‘bellos durmientes’ que pueden llevar a confrontar a los visitantes desde su propia comodidad, ¿cómo se fundamentó esta exposición y en qué tiempo se hizo?

El conjunto de imágenes seleccionadas para la exposición es parte de un archivo personal que inicié en el año 2012 en Maracaibo, Venezuela, el encuentro con esas imágenes se ha extendido a otras nueve ciudades en Latinoamérica: El Vigía y Mérida (Venezuela), Barranquilla, Bogotá, Cartagena, Cúcuta, Medellín (Colombia), Porto Alegre y Sao Paulo (Brasil).

Mi intención con el archivo es recolectar información del contexto inmediato, en el proceso de incorporar imágenes he ido configurando temas dentro del archivo.

La exposición es una revisión de este archivo, de la carpeta “durmientes”, anteriormente algunas imágenes han dado inicio a generar otro tipo de obras, en ese sentido Durmientes es parte del proceso de investigación, pero también me gusta verlo como resultado.

No es fácil mostrar sin maquillaje algo que pasa o que ha pasado en nuestra historia desde el arte. El blanco y negro puede llegar a cuestionar, ¿acaso pretendía darle un toque más dramático a nuestra realidad? o ¿por qué precisamente las fotografías en blanco y negro?

Ya la realidad es bastante dramática, las imágenes en blanco y negro de esas personas las relaciono con la suciedad impregnada en esos cuerpos. Decidí imprimir las imágenes en papel periódico para afianzar lo precario y vulnerable.

Qué piensa del llamado “preciosismo” en las galerías. ¿Tanto “preciosismo” puede hastiar al público? o ¿no lo cree así?

Me interesa mirar el trabajo de otros artistas, sus temas de trabajo y las diversas maneras de darle materialidad a su obra, constantemente asisto a los espacios del arte, de esa manera me hago un panorama de como los artistas configuran sus obras en dichos espacios, y como los espacios proponen experiencia al espectador.

Por mi parte, decidí trabajar con temas que para mí son importantes, tengo presente que hay obras con otras temáticas y configuradas de otra manera que en el mercado son más comerciales que las mías.

Las galerías como los artistas, fijamos posición en lo que hacemos con el arte y a través de él, para mí el arte no tiene nada que ver con el sentido decorativo.

¿Cómo confrontarse adecuadamente con esa ‘otredad’, la de los “durmientes” en nuestras calles?

A través de la exposición, yo dejo la pregunta abierta al espectador.

¿Qué pasará con esta muestra después de la exhibición en la Alianza Francesa?

No tengo planeado mover la exposición a otro espacio, lo importante para mí en este momento es continuar nutriendo el archivo de imágenes.

Compartir artículo

También podría interesarte

Deja una respuesta