Confirmada intervención artística de Beatriz González en San Lorenzo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
CementerioSanLorenzo1

La maestra González quiere que otros artistas también se unan para hacer de San Lorenzo un cementerio-museo con arte y memoria viva. Se está en la búsqueda de cinco artistas emergentes para acompañar la obra.

Se confirmó la intervención artística de la maestra Beatriz González en el cementerio San Lorenzo de Medellín. Después de varios años del interés manifestado por la pintora, escultura, historiadora y crítica de arte, cuya obra ha sido representada en asuntos relacionados con la vivencia histórica y cultural nacional, por fin se encontraron las voluntades para volverle a dar vida, con arte y cultura, a este espacio de la ciudad, estigmatizado por la violencia e históricamente dejado en el abandono por los gobernantes.

Aún es poco lo que se ha confirmado sobre el sentido artístico de la obra que se dará allí, lo que sí expresó la maestra González es su interés por devolverle la vida al lugar, sumado al que surgió en ella, hace varios años, de rendir culto a los sitios de memoria patrimoniales y de duelo.

El Goethe-Institut, instituto alemán de cultura, confirmó a esta casa editorial el apoyo a la producción de la intervención con un monto de $18 millones, en una cooperación como mecenas del arte.

“Desde el Goethe-Institut aceptamos la invitación de la maestra Beatriz González de no dejar en abandono el Cementerio de San Lorenzo en Medellín. Apoyamos este proyecto porque admiramos la obra de González”, expresó Wenzel Bilger, director.

Así, la obra de González ya está casi que financiada y ahora queda la formalización de los permisos de la intervención con la Agencia de Patrimonio de Medellín.

No obstante, se está en la búsqueda de cinco artistas más que aporten su obra en esta intervención, para que allí haya toda una serie de actividades sobre el patrimonio y la memoria. Igualmente, se está gestionando que entidades del sector privado se sumen, como Comfama, así como todos los demás actores de la ciudad interesados en el arte y el patrimonio.

“Apreciamos el compromiso de la artista y su propuesta de invitar a cinco artistas emergentes a intervenir el espacio también”, añadió el director de la agencia.

Cabe agregar, el director de patrimonio del Ministerio de Cultura, Alberto Escobar Wilson White, dio toda la asesoría técnica para este proyecto de intervención; la Alcaldía de Medellín, su Agencia de Paisaje y Patrimonio y su Secretaría de Cultura también se sumaron, y así se formalizó esta iniciativa que, se destaca, nació en Revista PAPEL con la investigación sobre este lugar, hecha para su publicación No. 5, y que se consolida como uno de los más importantes hechos de la cultura en 2021, que va a poder darle a Colombia una visión de la violencia urbana de Medellín.

¿Por qué la intervención?

Así como en Auras Anónimas, la intervención en los columbarios del Cementerio Central de Bogotá, este nuevo proyecto artístico de Beatriz González en el Cementerio San Lorenzo de Medellín surgió para evitar que este lugar sucumba al total olvido.

Porque eso es en lo que está San Lorenzo, en un total olvido, desde 2002 debía ser parque-cementerio para la memoria de los tiempos más crudos de la violencia en Medellín, y a hoy en día no es ni lo uno ni otro, ya que tampoco es cementerio.

La realidad es que el olvido tiene en total peligro a la memoria no solo del lugar sino de toda Medellín, considerando que este fue el sepulto de los asesinados y masacrados en la ciudad. En sus alrededores, ronda la delincuencia, el microtráfico, el consumo de estupefacientes. Quizá lo más triste es que San Lorenzo, con el paso de tantos años, no hace memoria histórica todavía.

Precisamente, la idea de la maestra Beatriz González con esta intervención es volver a este un lugar de duelo, un lugar para hacer reflexión sobre la violencia que ha tenido Medellín y “para aportarle a la ciudad de verdad un duelo colectivo sobre lo que pasó en la violencia urbana y a todos los tipos de flagelos que se vivieron en un sector como San Lorenzo”, comentó Daniel Grajales, asesor del Ministerio de Cultura.

Con esta intervención se busca que este lugar, de verdad, no sucumba en el olvido, al igual que proponer a quienes deben trabajar por él (comunidad y Estado), un trabajo que asegure ello.

Concepción de la intervención

Wenzel Bilger precisó que en el común los participantes del proyecto creen que el arte es un medio “poderoso y necesario” para hablar de violencia y reconciliación en el país. “Esperamos que, con esta intervención artística, este bien de interés cultural vuelva a ser reconocido como patrimonio histórico de todos y todas”, manifestó.

Cabe destacar que “todos los lugares de duelo y todos los cementerios tienen en Colombia un significado más especial que en cualquier otro país, porque nuestra violencia y dolor ha sido más fuerte, entonces, ante ello, se hace necesaria la memoria, la reflexión”, declaró el asesor del ministerio.

Por otra parte, en el grueso de esta intervención se concibieron dos tipos de acciones. Primero, unas encaminadas al desarrollo integral de un lugar para el arte y la cultura. Segundo, otro tipo de acciones hacia la memoria.

El valor del respeto ceremonial popular

En el trasfondo de toda esta intervención está el sentido del respeto ceremonial popular. El director Wenzel cree que los lugares de duelo son de una importancia muy alta especialmente para sociedades que estén saliendo de décadas de violencia, “y si una artista de la talla de la maestra Beatriz invita a jóvenes artistas a intervenir le da una dimensión aún más valorable como lugar de negociación y establecimiento de una sociedad más pacífica que celebre la vida”.

Por su parte, Daniel Grajales dijo en cuanto al sentido del respeto ceremonial popular que ello se trata de una necesidad existente de apropiación de la gante del espacio, por tanto, “serán ellos quienes digan que se debe hacer y sería entonces la artista Beatriz González quien daría un primer paso, un abre bocas que pueda dar a entender, desde el arte, cómo los artistas se apropian de los espacios a través de sus obras y ya ahí será la ciudadanía quien nos diga qué debemos hacer, qué es lo que espera de San Lorenzo, porque lo popular es lo más importante, es lo que somos todos y debemos ser todos quienes indiquemos de qué se trata la intervención”.

En síntesis, el asesor referenció que la obra de Beatriz González será el primer pasó de una gran intervención que se dará en San Lorenzo en los próximos años.

Cuando era director de Revista Papel, Daniel Grajales se empezó a cuestionar sobre este espacio, que tiene que ver mucho con su historia personal, es el primer recuerdo que él tiene de su infancia porque ahí estuvo enterrado su papá. Además, relató que su amigo el curador Alberto Sierra, le había hablado del interés de Beatriz González en su intervención, entonces así se gestó este hecho.

Daniel Grajales, asesor del Ministerio de Cultura

Contexto del lugar

San Lorenzo está ubicado cerca al sector Las Palmas y Niquitao; muy cerca del cementerio hay un colegio, un ancianito, un centro de salud, es un espacio que hace parte del paisaje urbano del barrio.

17.868 bóvedas y osarios hay en este parque-cementerio, que fue desocupado en 2006, según datos del archivo histórico de Medellín. Fue construido en zona despoblada de la ladera oriental, previendo que siempre llegara el sol; para muchos, es el cementerio de los pobres, debido a que así se le nombraba entre la comunidad al ser el lugar en donde se enterraban a todas las víctimas de la violencia de Medellín.

Compartir artículo

También podría interesarte

Deja una respuesta