No le creo a Jorge Melguizo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Melguibzon

Pasó de ser el secretario de Cultura y gerente del Centro de Sergio Fajardo a dejar lo público, para luego asesorar a Comfama y ahora está con los naranja. Qué miedo.

Jorge Melguizo responde a las entrevistas que le convienen como un ser de luz. Es amable, habla de religión, de perdón, de cambio, dice que jamás volverá a lo público. Sin embargo, le encantan los hilos del poder.

Se retiró de lo público, en teoría, pero ahí lo veo siempre, detrás de, buscando cómo impactar, poner a los suyos en cargos, no dejar “morir” los ideales que propuso cuando tuvo poder, aunque jamás los ha dejado. Supuestamente, dejó Comfama, con la salida de su amiguita, la pájara, Lina Gaviria, de la Alcaldía de Medellín.

Ah, ese señor que vive en Envigado, por el Esmeraldal, cree que “el papel no lo puede todo”. Hombre de poca fe. Sus respuestas siempre tienen el “yo”, que es el mejor elemento, en análisis del discurso, para entender por qué una persona miente, evita o expone que es quien más sabe.

Aunque el señor Melguizo, exsecretario de Cultura de Medellín, exasesor de gobiernos en Cultura en Latinoamérica, además gran amigo de Comfama y gran amigo del director de Comfama, David Escobar, ahora trabaja con la pájara, con Juliana Restrepo, su amiga y toda esa cohorte de nuevos teóricos de la cultura, del arte para la transformación social, de emprendimiento cultural. ¿Será que ahora Melguizo está apoyando al señor naranja?

Aquí está la entrevista que le hice antier, en estos días purgados, difíciles, para la cultura en Colombia, con Amalita de Pombo en el poder del MinCultura. ¡Qué gente!

Saludos.

¿Cuál es la opinión de la cultura en Colombia?

La pregunta es muy amplia.

Claro, pero usted es un hombre inteligente, dicen que usted es el hombre que más sabe de cultura en Colombia.

Te dijeron mal. Es una afirmación que no es cierta.

Pero eso dicen en Comfama, que están diciendo en Medellín que son los que más saben de cultura…

Yo no estoy hablando de Comfama, Daniel. Yo hace un año no estoy en Comfama, entonces no sé por qué sacas a Comfama como referencia. Tuve la fortuna de ser parte de un diplomado entre agosto y diciembre, tuve 670 alumnos y alumnas.

A mí no me invitaste, es que adivino no soy. Hago magia, pero no soy adivino.

Daniel, el curso no lo hice yo, a mí me contrató el Ministerio de Cultura. Eso lo sabes. Fui uno de los seis profesores.

Sí, Jorge, eso lo sé.

¿Vos me llamaste a discutir o a entrevistarme?

A entrevistarte, Jorge, pero si crees que es un mal momento, entonces me dices a qué hora te llamo. Maestro.

No, no, no. Yo antes te dije que este era el momento perfecto, que en este momento te respondía, entonces te estoy respondiendo.

Entonces, continúa, querido Jorge.

Vuelvo y empiezo mi respuesta. El año pasado tuve la fortuna de trabajar con 650 alumnos y alumnas de todo el país, desde Santander hasta La Guajira, para mí fue un recorrido por el mapa de las epopeyas de la cultura de este país. Eso me reafirmó algo que he venido y diciendo, que Colombia tiene dos riquezas fundamentales: el medio ambiente y la cultura. Sobre esas dos riquezas es que este país debe reconstruirse, no solo económica sino socialmente.

Sí, continúa…

No, ya, es eso, ese es mi concepto sobre la cultura en este país.

Qué bien. Y, ¿cuál es tu concepto sobre la cultura en Antioquia?

Mi concepto sobre la cultura en Antioquia es igual. La riqueza de todas las subregiones de Antioquia es algo que tiene unas enormes posibilidades de ayudarnos a construir como sociedad. Creo que en una buena parte de esas culturas están las respuestas que no hemos encontrado para hacer una mejor sociedad, otra sociedad.

¿Qué opina de la cultura en Medellín?

Creo que somos una sociedad adolescente, que ha multiplicado su población por seis en los últimos seis años y apenas nos estamos conociendo. Los que vivimos en Medellín, somos nuevos vecinos, de 50 años, que apenas nos estamos conociendo. Eso hace que esta sea una cultura en construcción, una cultura se construye con referentes, con símbolos, con imaginarios. Y, cuando esos símbolos se convierten en lazos, en elementos comunes, se construye cultura.

En Medellín todavía somos una sociedad adolescente y las diversas culturas de esta ciudad están teniendo sus posibilidades. Lo que se ha hecho aquí en los últimos 30 años, con los planes de desarrollo cultural y lo que se ha hecho desde muchos espacios culturales, privados y comunitarios, ha evidenciado esa fuerza de la cultura como un factor de cohesión y construcción social.

Preguntas rápidas para personas inteligentes.

¿Qué opina del nuevo ministro de Cultura, Felipe Buitrago?

Felipe Buitrago tendría que haber sido ministro de Cultura desde el inicio del gobierno, por su cercanía con el presidente Duque, y porque el presidente Duque tiene como su bandera la economía naranja.

Su compañero de la economía naranja ha sido Felipe Buitrago, de pronto, creo que llega al Ministerio dos años y medio después de que pudo haber empezado a ser ministro.

¿Qué opina de Carmen Inés Vásquez Camacho?

Carmen hizo, para mí, un trabajo mejor del que se esperaba. Es una persona que venía de otros mundos distintos a la cultura. Hizo un buen trabajo de gestión territorial.

Disculpe que lo interrumpa, maestro, pero quisiera saber por qué dice que viene “de otros mundos distintos a la cultura”…

Ella venía de los mundos de la política, del Ministerio del Interior.

Y si el interior del país, el Ministerio del Interior, no es la cultura, ¿qué es entonces la cultura de este país, usted y sus amigos? ¿Si la gente no es el jugo de la economía naranja, entonces qué es?

No entiendo su pregunta.

La pregunta es muy clara, pero se la repito. Usted está planteando que el ministro Buitrago llegó dos años y medio tarde. Que Carmen Vásquez hizo un buen trabajo, pero que viene de otro mundo. ¿Yo soy quién no está entendiendo?

Yo creo que Iván Duque pudo haber puesto desde el principio a Felipe Buitrago como ministro. Ehhhhh, mmmmm, tal vez, como no tenía la experiencia de la gestión pública.

Pero, con un presidente que tiene como uno de sus ejes la economía naranja, lo esperado es que tuviera a un experto en economía naranja. Por eso digo lo de Felipe Buitrago.

Creo que tiene un año y medio para fortalecer en el Ministerio de Cultura lo que ya tiene de Colombia Crea y Economía Naranja. Serán, entonces, políticas culturales que irán más allá de este gobierno.

Lo que dice el ministro Buitrago es que, como se lo expresó a Revista Papel, la economía naranja dará frutos en el 2023, es decir que, cuando llegue el nuevo presidente, con su nuevo ministro de Cultura, la naranja ya habrá dado frutos…

Yo no sé si Felipe Buitrago sea el que más sabe de economía naranja, yo no conozco a todos los que saben de economía naranja, no sé entonces cuál es el que más sabe.

El ministro Buitrago dice que es él, por eso se lo digo. Lea la entrevista que le menciono.

Él tiene toda la confianza personal y toda la confianza del presidente, es decir que para mí es todo lo que usted como ministro necesita. Creo que llega a fortalecer lo que ellos mismos habían iniciado.

Le leí en su discurso, en una entrevista que hizo el Periódico Arteria, que uno de sus ejes es el Fondo Reactivarte, así que creo que lo va a hacer muy bien.

Yo pienso que Felipe tiene la confianza personal y profesional del presidente Duque. Eso quiere decir que tú estás alineado con el presidente.

¿Osea que usted está alineado con el presidente?

No sé de dónde infiere eso.

No estoy infiriendo, le estoy preguntando, Jorge, esto es una entrevista, no es la guerra.

Lo que pasa es que lo dices como una conclusión.

No, maestro, lo que pasa es que usted no me conoce a mí, hemos sido cercanos, tal vez, yo he venido trabajando con cultura, pero no nos conocemos, entonces no centremos esta entrevista en mí, avancemos…

Yo no hablo de vos, Daniel.

¿Cuál es su opinión de la primera dama de Antioquia, Claudia Márquez de Gaviria?

No, no la conozco. Nunca la he tratado.

Y ¿Sergio Restrepo?

Me parece un excelente gestor cultural, una persona disruptiva, que piensa las cosas más allá de la cultura.

Finalmente, Jorge. ¿Si usted tuviera que hablarme de sus amigos en Medellín, a quiénes me mencionaría y por qué?

Son personas que vos no conoces, aquí en Bogotá, así como otras en Medellín a quienes conocí hace 30 años, cuando iba a surgir; los otros son vecinos de mi barrio, otro es un sociólogo con el que trabajé hace 30 años en Medellín, son amigos que vos no conoces, no son de la vida pública, sino privada.

Claudia es un acierto por parte de Eafit, persona que me encanta. Una mujer con formación académica, haciendo un doctorado en Filosofía, con experiencia en gestión, con una vida exitosa en lo público y es una mujer muy aterrizada, trabajé con ella y es muy aterrizada y certera en sus andares.

¿Usted va a ser el próximo ministro de cultura?

No, por dos razones: eso no depende de mí sino de que alguien me lo ofrezca y no conozco a nadie en el horizonte que me ofrezca eso. Lo segundo es que, un par de veces que me han planteado esa posibilidad, he dicho que no.

Maestro, el país lo necesita.
Gracias, Jorge, siempre en mi casa habrá un abrazo para usted.

Compartir artículo

También podría interesarte

En Escena

La ministra Ariza

La actriz, dramaturga, poeta y gestora cultural colombiana Patricia Ariza será la ministra de Cultura de Gustavo Petro. Orgullo y respeto para la más importante creadora escénica de este país.

Deja una respuesta