Jóvenes también construyen la agenda cultural de ciudad

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
clubes-juveniles-2020-comfama-secretaria-de-juventud

Veinte proyectos se ganaron los estímulos que entrega el programa Clubes Juveniles de la Alcaldía de Medellín.

Los parches juveniles de las esquinas de cada uno de los barrios de Medellín no solo representan formas de participar, de ejercer la ciudadanía, sino que también se han convertido en escenarios para que ellos propongan sus ideas en la agenda pública.

Así, las juventudes tienen la oportunidad participar en la construcción de la agenda cultural de ciudad, con proyectos que, ante todo, los representan, y que les permiten explorar e idearse nuevas formas de entender sus gustos y pasiones.

Según Geviller Marín Pulgarín, coordinador, esto es posible gracias a los Clubes Juveniles, un programa que estimula los procesos de fortalecimiento de iniciativas de esta población y que son de todo tipo; tanto un grupo musical que surge en un colegio entre un par de amigos, o un gran emprendimiento en ciencia o ingeniera de los egresados de un semillero de investigación.

Al igual, caben las bandas marciales, clubes deportivos. Es, básicamente, una agrupación de jóvenes, que trabajan bajo una dinámica definida y con un propósito concreto, y que tienen entre 14 y 28 años, que es la edad que la Ley de Juventud define como el rango para esta población en Colombia.

Es en el desarrollo del programa Clubes Juveniles que cada año se entregan unos estímulos, como recursos con los que se buscan financiar iniciativas de colaboración y articulación entre diferentes clubes de la ciudad, contó el coordinador Marín Pulgarín.

En particular, en 2020, se buscó que cada una de las 20 propuestas que resultaron ganadoras, fuera el resultado de una alianza entre dos o más clubes de la ciudad, para desarrollar proyectos como eventos culturales, jornadas de formación y sensibilización, toma de espacio público, entre otros, que es lo que han hecho las que hoy son las iniciativas ganadoras, y que la Secretaría de Juventud acompaña con recursos entre $1.200.000 y $3.000.000, para sumar más de $30.000.000 de ayuda para estos proyectos.

En este diciembre de 2020, las iniciativas ganadoras de estos jóvenes están en la fase final, por tanto, se están ejecutando los estímulos. Precisamente, los proyectos que se están produciendo están relacionados con diversos temas: caminatas ecológicas, exploración de la biodiversidad de la ciudad, encuentros de rap, danza, hip hop, nuevas formas de educar en temas de la sexualidad, Desfile de mitos y leyendas, en fin, todas son propuestas muy variadas. A continuación, conozca dos de las ganadoras.

Territorios Biodiersos

Los clubes juveniles Más Jóvenes, del corregimiento de San Cristóbal, y El Árbol Solar, de Aranjuez, trabajaron juntos en un proyecto que generara un sentido de pertenencia sobre nuestra biodiversidad, las especies vegetales y animales que existen en el territorio de Medellín.

Ellos se idearon unos talleres en los cuales, de una forma fácil de entender y comprender, han informado sobre cuáles son tipos de especies que viven en Medellín, especies de mamíferos, de anfibios, aves y también de insectos.
Respecto a toda esa biodiversidad, los jóvenes hicieron actividades como tejer a la mariposa monarca, que es una especie que pasa por Medellín, y también tejieron la flor blanca, una especie de lirio que crece en la tierra que nos circunda.

Este proyecto se trata de un tema de la apropiación de espacio, para que los jóvenes sepan de estos y, a su vez, desarrollen un sentido de pertenencia que puedan replican y/o contagiar entre los demás habitantes de su comunidad.

Así, “se motiva a que los ciudadanos cuiden todo lo biodiverso que embellece a nuestra ciudad”, consideró Juan Camilo Torres Garcés, vocero del proyecto.

Pero, lo anterior solo constituye la primera parte del proyecto de los dos clubes, a manera de clausura del proceso, los participantes construirán un jardín vertical, que servirá para resaltar la importancia del cuidado del medioambiente.

SexuArte: Arte que teje placer

El arte que genera placer es una propuesta de educación sexual pensada para jóvenes, con un enfoque comunitario, desarrollada con motivo de la convocatoria de Estímulos de Clubes Juveniles de la Secretaria de Juventud de la Alcaldía de Medellín.

Esta propuesta se construyó a partir de “los referentes que a lo largo del trayecto como colectivos juveniles hemos tenido”, dijo a Revista Papel el joven Cristián David Echeverri Ocampo, miembro de los colectivos Scire Populi, Sexuados y Desde el Barrio.

Según lo describió, dichos referentes cunden sus raíces en asuntos epistemológicos como la reflexión que la filosofía hace del arte como experiencia estética, que puede generar, entre muchas emociones, placer.
“También en los estudios de género y sexualidad, en las cuales el arte se presenta como uno de los grandes elementos que permite poner en cuestión ciertos paradigmas”, añadió el joven gestor.

Cabe destacar que, este proceso se creó con la intención de generar propuestas de educación sexual pensadas por jóvenes para jóvenes. Son ellos mismos proponiendo, con este proceso, llevar a las comunidades a las que pertenecen unos saberes que, de acuerdo a su respectiva formación y accionar, han adquirido.

Se trata de un tipo de conocimiento que consideran puede contribuir, de manera positiva, a que sus pares, los demás jóvenes de su comunidad, tengan lo que muchos llaman: “El placer de elegir”, algo que no es más que disfrutar una sexualidad responsable, saludable y libre de tabúes y prejuicios.

“Este proceso también se construyó con el ánimo de divulgar entre las comunidades juveniles los derechos sexuales y reproductivos. Así como llevar a nuestros territorios unos discursos sobre educación sexual que den un paso más allá del enfoque “clínico punitivo”, con el que tradicionalmente se ha abordado”, precisó Echeverri Ocampo.

De todo lo vivido, ellos solo sacan buenos frutos, sus representantes coinciden en afirmar que para ellos como colectivos ha sido una experiencia “muy satisfactoria”. Quizá lo mejor es que han sido testigos de que los jóvenes tienen una apertura bastante significativa a estos procesos formativos.

Sexu-Arte es un proceso que, adicionalmente, tiene la característica de ser un espacio de participación ciudadana, ya que fue financiado con recursos de la Alcaldía de Medellín. Así, se genera una apropiación a partir de la comunidad que justamente se ve reflejada en la participación, “es muy grato para nosotros ver que aparte de la asistencia a estos espacios, los jóvenes participan, debaten, se ríen, disfrutan y se hacen preguntas de todo tipo en torno a las temáticas que trabajamos”, finalizó Cristián David.

Contexto

Cabe destacar que el programa Clubes Juveniles hace parte de la política pública de juventudes de la ciudad, uno de los programas más antiguos para esta población en Medellín. A partir de 1995, funciona desde la normativa nacional, orientada, en ese momento, por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar; antes se conocía como el programa los Clubes Juveniles y Prejuveniles, que respondían a la necesidad de generar espacios de cuidado alternos a las situaciones de orden público, como el reclutamiento forzado, del cual la población juvenil era, y es a hoy en día, particularmente vulnerable.

En Medellín, los Clubes Juveniles están adjuntos a la dependencia de la Secretaría de Juventud desde que esta se creó, en 2012, que además fue la primera secretaría instituida para esta población en una ciudad capital. Hoy en día, acompaña Comfama como operador del proceso, y tiene un énfasis en crear entornos protectores para los jóvenes y también de encontrar formas distintas para que esta población pueda de crear, desde el arte, la cultura, la ciencia, el deporte, los derechos humanos. Se trata de espacios de participación más allá de la representación política formal.

Compartir artículo

También podría interesarte

Deja una respuesta