IndieBo 2020: una ventana al cine mundial desde casa

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
LUZ1

Cine para ver en casa propone IndieBo este 2020. Javier Pérez Osorio nos hace un recorrido por la programación de un evento que continúa su apuesta, en tiempos de la Covid-19.

Sin duda alguna, el sector cultural ha sido uno de los más afectados durante la pandemia: museos, teatros, auditorios y venues que hacen parte esencial de las prácticas colectivas de encuentro con la cultura han interrumpido o cesado sus actividades desde inicios de marzo en muchos países. Una mirada al reporte semanal de la Unesco sobre el impacto y las respuestas generadas a nivel mundial y regional ante las medidas de salud pública permite identificar fácilmente los graves efectos financieros y sociales que el distanciamiento físico le le ha generado a la cultura. Sin embargo, las circunstancias también han provocado el surgimiento de nuevas estrategias para mantener vivo un sector que, al menos a mediano plazo, no volverá a funcionar como antes. Esto último también se ha hecho evidente en la industria del cine, en la cual, si bien los procesos de producción se han visto perjudicados, los de distribución y exhibición han encontrado un salvavidas en las plataformas virtuales. Un ejemplo claro de ello fue lo que sucedió con el festival por internet We Are One, que proyectó a través de YouTube la selección oficial de la mayoría de los grandes festivales del mundo que tuvieron que cancelar sus versiones presenciales en la primera mitad de 2020.

En esta misma línea, a pesar de la imposibilidad de convocar al público en las salas, el Festival IndieBo realizará una versión más entre el 16 y el 26 de julio, esta vez de manera online en alianza con la plataforma Mowies. IndieBo desde sus inicios ha querido ofrecer a la audiencia bogotana películas independientes nacionales y extranjeras que han participado recientemente del circuito anual de festivales internacionales. En palabras de Marcelo Panozzo, Director Artístico de Indiebo desde este año, “este es un festival que ofrece una experiencia celebrativa del cine, que no tiene miedo a jugar con la diversidad de títulos en su selección y, sobre todo, que da un lugar privilegiado al público, pues no existe una competencia oficial ni un jurado que haga juicios sobre la calidad de las películas”. Bajo la curaduría de Panozzo se han seleccionado para esta sexta versión 45 producciones (40 estrenos para Colombia) de 27 países, organizadas en seis categorías, dos de ellas inéditas: Pop, de películas tanto documentales como de ficción con narrativas, estilos y géneros vanguardistas, e IndieKids, que abre por primera vez la oportunidad de que los niños/as participen como público en el festival. 

Además de la selección de largometrajes, también se han programado 5 IndieTalks:  conferencias y paneles sobre obras, autores y temas coyunturales de la industria del cine. Como novedad, habrá 9 espacios de Q&A’s con directores y productores de algunas películas, y se habilitará en la plataforma del festival una sala virtual para que los asistentes a las funciones interactúen entre ellos y compartan impresiones de las películas, iniciativa que intenta remplazar de alguna forma la dimensión social de asistir a una función en una sala de cine. Todas las funciones y eventos funcionarán a través de la página oficial del festival, lo que significa que por primera vez la programación estará disponible en todo el país.

A continuación comparto mis cinco recomendados para esta versión de IndieBo:

  1. En la habitual sección de cine argumental, Mundo, Frances Ferguson del director estadounidense Bob Byington. Estrenada en el Festival de cine SXSW el año pasado, este controversial largometraje apela a la comedia y a la presencia de un narrador no tan omnipresente (el actor Nick Offerman) para contar, desde el punto de vista del victimario, la historia de un escándalo sexual causado por una profesora que desarrolla un interés particular por uno de sus estudiantes. Lejos de ser un retrato moral sobre la sexualidad, Byington más bien utiliza esta historia para preguntar por el sentido de la existencia, su hastío inherente y las decisiones que éste puede generar.
Escena de Luz, ópera prima del colombiano Juan Diego Escobar Alzate. Foto cortesía del Festival.

2. La ópera prima del colombiano Juan Diego Escobar Alzate, Luz, una película que en 2019 participó de manera exitosa en varios festivales internacionales especializados en los géneros de fantasía y de terror. Este relato sobre el líder religioso de una comunidad aislada en las montañas no sólo es una apuesta formal inusual en el cine nacional que vale la pena ver, sino que su acercamiento a temas como la fe, el placer y la feminidad son un interesante comentario social sobre problemáticas contemporáneas. La película clausurará el festival y será la primera vez que esté disponible para el público colombiano.

3. En la sección dedicada al cine documental, Ventanas abiertas, State Funeral del director ucraniano Sergei Loznitsa. Esta película, que participó el Festival de Cine de Venecia en 2019, utiliza el acervo documental, en su mayoría inédito, del funeral de cuatro días organizado con motivo de la inesperada muerte de Stalin en 1953. Se trata de un relato construido con un registro audiovisual cuidadosamente restaurado y que se pregunta por las connotaciones ideológicas y propagandísticas de este tipo de eventos colectivos y fastuosos de duelo oficial. Una mirada divergente sobre la historia de la Unión Soviética.

Statu Funeral de Sergi Loznitsa. Foto cortesía del festival.

4. Este año el festival hará un homenaje a Julien Temple, un cineasta que desde sus inicios, cuando rodó un corto documental sobre la mítica banda Sex Pistols, ha estado muy cerca de la música. Las cuatro películas seleccionadas, de acuerdo al Director Artístico del IndieBo, dan cuenta del “trabajo minucioso y agudo de materiales de archivo del director inglés”. Mi recomendada es London: The Modern Babylon, un documental visualmente deslumbrante que recorre la historia social y cultural de Londres durante el último siglo a partir de increíbles imágenes de archivo y una selección musical inigualable.

5. Finalmente, de las IndieTalks, recomiendo “Paisajes alucinados y patéticos en el cine de Werner Herzog”, a cargo de la académica y gestora cultural española Beatriz Navas Valdés. Esta charla de acceso gratuito sobre el célebre director alemán, cuya película más reciente Nomad: In the Footsteps of Bruce Chatwin abrió IndieBo, promete explorar más a fondo los escenarios psicológicos de los siempre conflictivos personajes del universo cinematográfico de Herzog.

Invitados todos a explorar este amplio catálogo y a disfrutar la oportunidad de ver una selección de películas tan variopinta. Debo decir, por último, que considero valioso y valiente que en Colombia se intenten mantener en marcha iniciativas culturales como IndieBo, que permitan que en medio de esta situación accedamos a contenidos culturales necesarios para mantener la salud mental. Aún más, apoyar el sector cinematográfico local será indispensable de aquí en adelante en medio de desafíos cuyas soluciones aún no están claras.

Compartir artículo

También podría interesarte

Arte y Crítica

Julio Larraz: las coordenadas a una geografía del misterio

El artista de origen cubano Julio Larraz, quien ha vivido la mayor parte de su vida en Estados Unidos, estuvo en Medellín para la inauguración de su exposición Casabianca, en la Galería Duque Arango. Desde allí habló sobre su historia, su inspiración y su oficio.

Emprendimiento

De la gastronomía africana al mercado saludable

Esta es la historia de Enerfruit, un emprendimiento de alimentación saludable a partir de un producto de la gastronomía heredada de África. Gracias al apoyo de Comfama, contamos las historias de los emprendedores de Antioquia.

Deja una respuesta