Juan Carlos Sánchez ha dado su vida a la cultura

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
4. JUAN CARLOS

El director del Teatro Pablo Tobón Uribe se conectó con Medellín tras bambalinas para compartir detalles de su vida artística y los retos que afronta ahora en la gestión cultural.

Juan Carlos Sánchez tiene una trayectoria de vida que ha estado ligada a la creación, la gestión y la administración pública. Él es un hombre de la cultura.

Creció en el municipio de Támesis, suroeste antioqueño, y allí se inició como baterista. Desde pequeño se ligó con la interpretación de este instrumento y aun teniendo claro que no estudiaría música, con el tiempo llegó a ser el baterista de Nepentes, una de las bandas de rock-metal con mayor reconocimiento en la ciudad.

‘Gallina’, como lo llaman sus amigos de la música, es profesional en planeación y desarrollo social; además, estudió gerencia pública, conflicto urbano y cultura de paz.

Su trayectoria artística y académica, sumada a una historia familiar de liderazgo y participación cívica, le han permitido desempeñarse como director del Instituto de Cultura y Patrimonio de Antioquia, subsecretario de Cultura de Medellín y actualmente ejerce como director del Teatro Pablo Tobón Uribe.

Tras bambalinas del Pablo Tobón

En su presente, Juan Carlos afronta un tiempo de aprendizajes y prioridades, así responde a los retos que la pandemia del covid-19 le ha puesto a la gestión pública. Por lo demás, dijo, ha sido un periodo de muchos aprendizajes, que le ha permitido comprender el mundo de las prioridades y valorar más la vida en familia.

Con relación al Teatro Pablo Tobón Uribe, resaltó el compromiso de su equipo al asumir una baja de salarios, lo cual ha garantizado la permanencia de todo el talento humano que trabaja en este referente cultural de la ciudad de Medellín.

“No tener al público genera dolor. Además, la imposibilidad de la comercialización y alianzas lo complejiza todo, pero la gestión cultural es un ejercicio de reinvención permanente y en este momento lo más importante es la salud del público, la de nuestro equipo y la sostenibilidad del Pablo Tobón”, precisó.

Después de ser el teatro colombiano con más programación en 2019 -751 contenidos-, en 2020 la estrategia Butaca Virtual le ha permitido al Pablo Tobón programar cerca de 100 actividades a través de sus canales digitales. Las sinergias con colectivos artísticos y artistas de la ciudad han permitido que la impronta de apuesta por lo local y lo diverso permanezcan aun en la virtualidad.

De cara al futuro, Juan Carlos y su equipo entienden que este 2020 ha sido un año difícil, por eso, están evaluando los precios de la boletería y los rangos de negociación con artistas y gestores. “Entendemos que se perdieron muchos empleos y que hay mucha gente del sector con dificultades económicas o incluso quebrada, ahí nosotros debemos evaluar esta situación para ayudarle a la gente mientras trabajamos por la sostenibilidad del teatro”, señaló.

Como parte de la estrategia de reapertura, el director se plantea que, para este noviembre, el Teatro Pablo Tobón Uribe pueda tener programación con un 35% del aforo (300 personas), también están trabajando en la programación de contenidos en calle, entendiendo que, además de lo oportunas que resultan estas acciones frente a las directrices de bioseguridad, el teatro tiene una gran relación con el centro de la ciudad como su escenario natural.

Ante todo, el cuidado es lo principal, por eso trabajan y atienden cada detalle para volver a abrir sin poner en riesgo a nadie, porque “el agite no hace mejor la canción”, finalizó.

Compartir artículo

También podría interesarte

Calle

¿Qué pasa con San Lorenzo?

El Cementerio San Lorenzo, que prestó servicios funerarios por 175 años, iba a ser un parque público, pero hoy no es ni una cosa ni la otra, o sí, es un parque en el papel.

Emprendimiento

Gratu, el triángulo de la responsabilidad

Gracias al apoyo de Comfama, contamos las historias de los emprendedores de Antioquia. Esta vez, el turno es para Gratu, un proyecto que une las artes con la responsabilidad social.

Deja una respuesta