Acto 18: Visita al Casco Antiguo de Colonia

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Catedral-de-Colonia
Catedral de Colonia

Una nueva crónica de la @contadoradebuenashistorias o @andreadiazduque . Quien comparte con nosotros un viaje a sus vivencias, mientras desarrolla sus proyectos creativos

Visitar Colonia es conocer la cuarta ciudad más poblada de Alemania. De hecho solo Berlín, Hamburgo y Múnich consiguen superarla en el país bávaro. Esta se encuentra en el Estado federado de Renania del Norte-Westfalia, donde es la metrópolis con mayor número de habitantes, aunque la capital sea Düsseldorf. La visita a Colonia nos lleva a conocer una ciudad con más de 2.000 años de historia y de importancia económica y cultural internacional. Sede de importantes empresas tecnológicas, cadenas de televisión y con una gran centro de comunicaciones. De hecho, es una ciudad con una infraestructura fantástica que le permite estar conectada por tierra, mar y aire con ciudades vecinas y destinos internacionales. 

Además, en Colonia se celebra cada año el Carnaval más famoso de toda Alemania. Es posiblemente la ciudad más liberal en cuanto a la población LGBT de todo el país, con importantes festejos durante el mes de julio. Y durante todo el año se desarrollan ferias en el centro de convenciones Koelnmesse, como es la Gamescom, feria del videojuego, o Art Cologne, feria especializada de arte moderno.

Sin embargo, el patrimonio de Colonia fue fuertemente castigado durante la Segunda Guerra Mundial, prácticamente el 90% de su centro histórico sucumbió a las bombas durante el conflicto bélico. En especial durante la Operación Millennium. El 29 de junio de 1943 fue bombardeada sistemáticamente durante la noche por la RAF y, en el día, por las Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos. Finalmente, cuando las aguas volvieron a su cauce, la ciudad se comenzó a reconstruir en el estilo de los años 1950, pero respetando el esquema y la denominación medieval de las calles. Eso nos lleva a encontrarnos una ciudad con un perfil no demasiado elevado, salvo excepciones. Casas sencillas de postguerra, con otras un poco mas modernas. Más una serie de edificios que por su importancia patrimonial e histórica fueron reconstruidos. Ahora lo imprescindible que hay que visitar en Colonia se puede hacer en un día. Aunque para mi gusto, si disponemos de otro día extra, podremos disfrutar con mayor calma y detenimiento de cada uno de sus rincones más representativos.

La zona más turística de Colonia se llama Altstadt. Por lo que, sin duda, el céntrico casco antiguo de Colonia es la mejor opción para alojarse en la ciudad. Esta área está dividida en norte y sur por la Cäcilienstraße. El norte es indudablemente bastante más caro que las propuestas de alojamiento que encontramos en el sur. Si buscamos economizar aún más nuestro presupuesto, nos tocará cruzar a la otra orilla del Rin. Al este de Colonia encontramos el moderno barrio de Deutz. Se encuentra a poco más de 15 minutos a pie del casco histórico, por lo que ya sea andando o en transporte público puede ser una opción muy a tener en cuenta. Por último, también podemos valorar la opción de Neustadt Nord, se encuentra en la periferia de Altstadt, y la oferta hotelera es bastante importante. Todo será cuestión de echar cuentas y ver si nos sale rentable alejarnos algo más del centro. Pero igualmente hay que volver a repetir que Colonia no es una ciudad excesivamente grande, por lo que usando el transporte público o caminando un poco no tardaran mucho en llegar a la mayoría de lugares de interés.

Altstadt es el barrio antiguo de Colonia. El casco histórico donde se encuentran la mayoría de sus lugares a visitar. En esta entrada les contaré los lugares imprescindibles a visitar en el centro de Colonia. Una primera parte de mi visita a Colonia.

Catedral de Colonia

Es sin lugar a dudas el monumento más emblemático de la ciudad de Colonia. La Catedral de Colonia es un templo católico de estilo gótico construido entre 1248 y 1880. Desde luego si la Sagrada Familia les parece la obra de nunca acabar, en Alemania también tienen y si que saben de ello. Fue el edificio más alto del mundo con sus 157 metros de altura. Aunque este récord le duraría poco, pues en 1880 se culminaría el Monumento a Washington de 170 metros. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1996, y es la iglesia más visitado de toda Alemania. Todo ello incluso teniendo en cuenta que su fachada siempre cuenta con algún grupo de andamios. Eso es debido a que la contaminación y las palomas hacen mella a la piedra.

interior catedral de colonia

Es indudable y un lujo poder realizar la visita a la Catedral de Colonia de forma gratuita. Aunque bien es cierto que visitar la Cámara del Tesoro y subir a su Torre hay que abonar un importe. Esta joya del gótico junto al río Rin es seña de identidad de la ciudad de Colonia. Una imagen que seguro habremos visto en cantidad de ocasiones y que en directo sigue siendo igual de imponente. A su belleza y sus dimensiones imponentes, hay que sumarle ser un importante centro de peregrinación al encontrarse en su interior un relicario que supuestamente contiene los restos mortales de los tres Reyes Magos. Un regalo que hizo Federico I Barbarroja, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, a la iglesia de Colonia en 1164, tras conquistar Milán. En la actualidad se levanta detrás del altar mayor medieval y constituye, así, el centro de la catedral gótica. Este relicario es el de mayor tamaño, artísticamente más importante y temáticamente más complejo de la Edad Media.

Relicario de los Reyes Magos en Colonia Alemania

A este importante patrimonio hay que añadirle otros como la Cruz de Gero, la Virgen de Milán, el Retablo de los patronos de la ciudad, los bellos mosaicos del suelo, o las bonitas vidrieras que dejan pasar la luz al interior de la Catedral. En especial los que se encuentran en la nave transversal sur. Diseñada por Gerhard Richter en 2007 que permitió recobrar la grandiosidad perdida tras los bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial.

En ocasiones cuando realizamos turismo podemos caer en la sensación que estamos visitando un edificio más. Una iglesia más, un museo más, en definitiva, un lugar por el que pasamos pero que no nos aporta realmente más que disfrutar de su belleza durante los minutos que dura nuestra visita. Eso en la Catedral de Colonia al menos a mí no me ocurrió. Ya tan solo vislumbrándola desde el otro lado del río Rin te das cuenta de lo colosal de la obra. Pero es que según te vas acercando, para luego entrar en ella, es uno de esos monumentos que dejan huella en la retina. La visita imprescindible por antonomasia en Colonia. Y aunque en sus alrededores el ambiente es mucho más animado, la paz y tranquilidad que se vive en su interior es plena. Caminar por sus diferentes pórticos, recorrer sus capillas, el plebiscito y su altar mayor son toda una experiencia. Donde además tuve la ocasión de escuchar su órgano justo al inicio de la misa.

La Catedral de Colonia se encuentra en pleno corazón de la ciudad, en el Domkloster. Y justo alrededor de ella encontramos varios buenos ejemplos de museos que podemos visitar en Colonia. En total les voy a recomendar cinco de los que para mi gusto son los mejores museos de Colonia en el casco histórico.

  • Museo romano-germánico en Colonia: es un importante museo arqueológico que fue levantado sobre una una villa romana del siglo III. En el mismo se encuentran una importante muestra de objetos procedentes de la antigua colonia romana de Colonia, Claudia Ara Agrippinensium, Germen de lo que es actualmente la ciudad de Colonia. Gran parte del museo se encuentra sobre el mosaico restaurado de Dioniso. Y podemos visitar la tumba monumental del legionario Poblicio, reconstruida en la sala principal. Y también es destacable la colección de vidrios romanos, una de las más importantes del mundo.
  • Actualmente se encuentra cerrado por trabajos de renovación. Solo es posible visitar pequeñas partes del museo por medio de una visita guiada en alemán. Se ubica en Roncalliplatz 4, a los pies de la Catedral de Colonia.
  • Museo Ludwig: esta galería de arte es una de las más importantes de Colonia. Cuenta con una gran variedad de obras del siglo XX y XXI, desde el arte abstracto, el expresionismo alemán y el surrealismo hasta el Pop Art. A destacar una importante colección de obras de Picasso, la mayor de Alemania. Y también es interesante destacar la colección de fotografías conocida como Agfa-Photo-Historama que trata sobre la historia de la fotografía.
  • El horario es de 10 de la mañana a 6 de la tarde. Y el precio es de 11 euros (año 2019), aunque hay entradas con descuento para distintos colectivos. Se encuentra en Bischofsgartenstraße 1, nuevamente a los pies de la catedral.

fantástico punto de partida para comenzar una visita por Colonia.

Compartir artículo

También podría interesarte

Deja una respuesta