Francisco Montaña y Gabriel Jaime Alzate, los nuevos nombres de la novela y el cuento

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
WhatsApp Image 2022-08-02 at 10.55.53 AM

El concurso literario más longevo de Colombia llegó a su edición N° 15. La gran novedad de este año es que la editorial Penguim Random House, como aliado del concurso, publicará y promocionará las obras ganadoras.

Los concursos literarios continúan develando grandes historias de la narrativa colombiana y la décimo quinta edición del Concurso de Novela y Cuento de la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia no es la excepción. Tras casi 30 años trabajando por fomentar la creación literaria, identificar nuevos escritores y divulgar sus obras, el concurso continúa siendo una atractiva plataforma tanto para escritores noveles como para destacados.  

El concurso ha permitido descubrir a talentosos escritores como Gilmer Mesa (La cuadra), Alfredo Molano (Un beso de dick), Ramón Illán Bacca (Maracas en la ópera) y Alejandra Jaramillo (Las grietas), ganadora en 2017 y que este año fue una de los jurados.

Este año el concurso recibió más de mil propuestas (646 novelas y 392 cuentos), provenientes en un 95% de autores de 27 departamentos de Colombia (Cundinamarca (297), Antioquia (252) y Valle del Cauca (80)) y colombianos residentes en otros países del mundo como: Canadá, Estados Unidos, España, Venezuela, Cuba, Suiza, Alemania, Francia, Argentina, México, Brasil, Ecuador y Japón. De estos se seleccionaron 15 finalistas de cada categoría.

Premio de Novela

En Novela, esta vez el premio fue para Francisco Montaña, autor bogotano, con El país de las otras importancias. Al destacado escritor de literatura infantil, que descubrió su afinidad por la escritura a los 16 años y es autor de más de 15 obras, la noticia lo tomó por sorpresa y las lágrimas de emoción le impidieron al momento del anuncio, dirigirse a través de la transmisión en vivo al público presencial y virtual de la ceremonia de premiación.

Con la obra ganadora, Fernando Montaña quiere llegar a un público diferente al infantil y juvenil, para el que siempre ha escrito.

Es una novela en la que llevaba trabajando 4 o 5 años, pero el concurso llegó en el momento preciso. Se enteró de la convocatoria a través de una página de concursos literarios, justo la misma noche en que se cerraba el concurso. “Yo era bastante poco creyente en los concursos. Decía eso no se lo ganan nunca”. A pesar de su escepticismo, envió la novela y cuál fue su sorpresa al ser notificado como finalista.

“Llevo escribiendo muchos años, pero una de las cosas que quería es que mi escritura, que ha sido ubicada habitualmente dentro de la literatura infantil y juvenil, tuviera otros lugares de reconocimiento, otro público, y creo que este reconocimiento es una prueba de eso”, afirmó Montaña en diálogo con Papel.

El jurado del concurso, conformado por los escritores Carlos Granés, Alejandra Jaramillo, Sorayda Peguero, Mario Jursich y Darío Jaramillo Agudelo, calificaron El país de las otras importancias como “un libro que recrea con enorme acierto el ambiente del centro de Bogotá, las torres del parque en particular, y la mirada perpleja de un joven que no entiende, pero se solidariza, con las viejas luchas, anhelos y experiencias de la generación de sus padres”. Destacó, además, “la construcción de una subjetividad adolescente, verosímil y llena de matices, que revela los dilemas y conflictos en torno a la sexualidad, la relación con el padre, la ausencia de la madre y la vida desaforada de sus mayores, cuyas consecuencias tiene que asumir y afrontar el protagonista”. 

Montaña ha sido merecedor de destacados reconocimientos como el White Ravens 2010, por parte de la Internationale Jugendbibliothek München, por su libro No comas renacuajos, el cual hace parte de la lista de recomendados de IBBY – Colombia. Su novela La muda, fue seleccionada como Mejor Novela juvenil, Banco del libro 2011, con un tiraje de 30.000 ejemplares, siendo también uno de los libros recomendados de IBBY-Colombia.

Premio de cuento

Por su parte, en la categoría de Cuento el ganador fue Gabriel Jaime Alzate Ochoa, con la colección de cuentos Un lugar que no tiene nombre. El escritor, magíster y docente universitario nacido en Medellín y radicado en Cali, ha publicado alrededor de 7 libros, entre cuentos, novelas y otros géneros, y ha sido ganador de importantes reconocimientos como: Premio Nacional de Novela Ciudad de Pereira (1985), Premio Nacional de Cuento, Casa de la Cultura San Andrés (1987), Premio Jorge Isaacs de libro de cuentos (1996), Premio Jorge Isaacs de Novela (2002) y el Premio Nacional de Novela Ciudad de Bogotá (2007).

Gabriel Jaime Alzate, ganador en Cuento, prepara el lanzamiento de su próximo libro.

Alzate Ochoa afirma que “había trabajado los últimos años solo escribiendo cuentos (tres libros), puliendo las historias, con una enfebrecida dedicación que por momentos me acercaba a la desesperación”. Se decidió a enviar los diez cuentos al concurso, pero trató de olvidarse de ellos, aunque en ocasiones se preguntaba si ya habría salido el fallo. Cuando le avisaron que era finalista, dijo: “Sí, también otra vez fui finalista hace muchos años, en la categoría de novela y no pasó nada. Entonces, dejemos las cosas como están”.

Finalmente estuvo de forma virtual en la ceremonia de premiación y la emoción fue inmensa. Hubo lágrimas. “Sí, reconozco que me quiebro con facilidad ante esas situaciones. El jurado de una categoría altísima, de una exigencia poderosa. ¿Qué más quería yo? Mis cuentos ganadores. Es estupendo. Ahora a seguir”, reveló.

El jurado del concurso expresó que “una nueva camada de escritores latinoamericanos está siendo encontrada”. Hasta hace poco era muy frecuente encontrarse personajes como el sicario, ahora no es un tema que capture la atención. Sigue presente, pero de formas un poco distintas”. El jurado resaltó el interés por temas como la violencia doméstica y la violencia difuminada, esa que está en el ambiente. También llamó la atención el interés por las historias sobre animales domésticos. “El nivel de la prosa es muy elevado”, agregó el jurado, sobre el cual destacó el talento de los nuevos escritores que están surgiendo de los talleres literarios.

El jurado del concurso estuvo confirmado por los escritores Mario Jursich, Sorayda Peguero, Darío Jaramillo Agudelo, Carlos Granés y Alejandra Jaramillo.

Penguim Random House, gran aliado

La novedad del concurso este año es que además de los $25 millones y $15 millones que recibirán el ganador de novela y el de cuento, respectivamente, tendrán un contrato con la editorial Penguim Random House para la publicación de la primera edición de su obra.

Sebastián Estrada, director editorial de Penguim Random House, explicó que la compañía se encargará de la edición, impresión, lanzamiento y promoción de las obras ganadoras, respetando las observaciones de los jurados. Esto les aporta una valiosa experiencia a los ganadores, que les permitirá visibilizarse e impulsarse más.

30 años y muchas historias El Concurso de Novela y Cuento celebró el año pasado sus primeros 30 años, contribuyendo a revelar grandes talentos de la literatura colombiana, así como a rescatar el patrimonio material y cultural de Colombia, y evidenciar a través de las obras cómo ha evolucionado la literatura y el país, resaltó la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia. Para no dejar pasar este aniversario, hicieron un blog con publicaciones de quienes han pasado por el concurso y los ganadores, y han realizado charlas para promover más a estos escritores.

Compartir artículo

También podría interesarte

Deja una respuesta