Tres Días del Libro en un Carlos E. virtual

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
47856783072_8d1ac90320_c

La Feria Popular Días del Libro conectará a los ciudadanos con obras, autores, libreros y editoriales, en tiempos del Covid-19.

Mientras el viento sopla, los árboles de Carlos E. Restrepo agitan sus ramas con fuerza, como si hablaran entre ellos, contándose secretos, al mismo tiempo que las calles de este espacio de Medellín, vecino de la Universidad Nacional, la Biblioteca Pública Piloto y Suramericana; se ven desiertas. 

La calma, cuando el Covid-19 ha decretado el confinamiento, se ha tomado cada callejón, cada acera, cada local. 

Entonces, para vivirlo, para darle vida, todavía queda la imaginación, todavía queda la literatura, todavía queda la red, la internet, que permitirá vivir un Carlos E. Restrepo epicentro de la cultura, sin tener que salir de la casa, para que no muera su tradición librera. 

Si alguien quiere ir a Carlos E. este viernes 15, sábado 16 y domingo 17 de mayo, para vivir la edición 14 de la Feria Popular Días del Libro, no necesita pagar un pasaje, subirse al Metro, caminar, ni mucho menos quitarse la pijama. Basta con ingresar a https://dias.fiestadellibroylacultura.com 

Es que, este 2020, Días del Libro entrega a Medellín un recorrido virtual por Carlos E. Restrepo, además de una agenda cultural, que se suma a la idea de formar lectores con la que nació esta actividad, que hace parte de los Eventos del Libro de Medellín.

“Días del Libro será un evento totalmente virtual, ya que nos hemos reinventado a propósito de la contingencia. Serán 117 librerías y editoriales independientes, 23.400 libros y 19 invitados, además de un homenaje a Fernando González, en los 125 años de su natalicio”, explica Sebastián Trujillo, subsecretario de Bibliotecas, Lectura y Patrimonio de Medellín. 

Lectores en ediciones pasadas de Días del Libro. Cortesía Eventos del Libro.

A su vez, la directora de los Eventos del Libro, Ana Piedad Jaramillo, precisa que el tema principal, “Las diásporas”, es una reflexión sobre la diversidad cultural, que articulará las diferentes charlas, desarrolladas en la virtualidad de los auditorios Sitio de Aná y San Lorenzo.

El paso a seguir será que los visitantes ingresen al sitio web, elijan lo que más le interese de la programación, ubiquen los espacios que quieren recorrer, disfruten de las actividades, se comuniquen directamente con las librerías y hasta rediman bonos como los que entregará Comfama a sus afiliados. Una oportunidad para disfrutar de los descuentos especiales de los libreros, del Jardín Lectura Viva, del buscador de libros y El Cuentódromo. 

Recuerdos de Días del Libro

La librera Gloria Melo, de Al Pie de la Letra, recuerda que todo comenzó como una excusa para reunir lectores y vender libros, hace más de dos décadas, cuando ella y varios propietarios de librerías se juntaron para propiciar encuentros. Después, se fueron al Concejo de Medellín para buscar que el evento tuviera un respaldo oficial, lo que ha permitido su continuidad. En su relato está el deseo inicial de los vendedores de libros por transformar los imaginarios de los niños, jóvenes y adultos.

La programación incluye actividades especiales para niños.

“Carlos E. Restrepo siempre ha tenido un movimiento cultural importante, la gran mayoría de habitantes iniciales eran profesores de las universidades, de las que este lugar es equidistante. Carlos E. es agradable, con su arquitectura y sus árboles, queríamos por eso aprovechar el lugar para ofrecerle a la ciudad un evento para los libros. Días del Libro me han enseñado que cada vez hay más gente a la que le gustan los libros, me quedo aterrada de la cantidad de jóvenes que van a mirarlos, que los disfrutan”. 

Para la edición 14, Melo tiene como expectativa seguir aprendiendo de la virtualidad, sin dejar de aceptar que no es igual vender libros en este momento, porque el contacto con la obra física le resulta vital.

“Llevamos un mes vendiendo en redes y no es igual a lo que se vende normalmente en la librería, a la gente le gusta ver el libro, tocar el libro, ver las ilustraciones, todavía la virtualidad no reemplaza eso”.

Luis Alberto Arango, de la Librería Palinuro, recuerda cuando, en los laterales de la Biblioteca Pública Piloto, comenzó lo que llama una “experiencia simpática”, que “era como estar estrenando un evento para vender nuestros libros, recuerdo que éramos en fila india, en unas pequeñas mesas, ofreciendo nuestros autores”. 

Por eso, Días del Libro le resulta un evento importante para su ejercicio, ya que desde que comenzó le permitió a él y a sus socios consolidarse en la labor de vender libros leídos.

“Cuando comenzó Días del Libro estábamos en el aprendizaje de ser libreros, el único que había sido librero era Héctor Abad Faciolince, los demás lo hacíamos porque era una experiencia supremamente placentera. Sergio Valencia, graduado en Literatura, era humorista; Elkin Obregón, escritor y caricaturista; y yo, el administrador; éramos adoradores del libro, de la literatura y lo que había al interior”. 

Que los Días del Libro se hagan aún en crisis lo entusiasma, ya que es “el abrebocas de la Fiesta en septiembre, donde no solo se tiene una manera de ayudarnos económicamente, de exhibir lo que tenemos, sino de compartir experiencias”. 

Concluye que este evento es importante también para  evidenciar la diversidad de librerías, libreros, editoriales y autores que hay en Medellín, en cuanto cada uno tiene enfoques distintos, mientras van asumiendo los nuevos retos: “nosotros, las librería de libros leídos, somos muy diferentes en lo comercial a las de libros nuevos. Compramos bibliotecas o lotes de libros, no trabajamos con las editoriales, eso hace que todo administrativamente sea de otra manera. Nos hemos estado moviendo en Facebook e Instagram, además de nuestra base de datos de clientes y amigos de la librería. La virtualidad nos ha ayudado mucho, además de la buena respuesta que ha tenido nuestro sistema de bonos para redimir después de la pandemia”.

Compartir artículo

También podría interesarte

Arte y Crítica

Julio Larraz: las coordenadas a una geografía del misterio

El artista de origen cubano Julio Larraz, quien ha vivido la mayor parte de su vida en Estados Unidos, estuvo en Medellín para la inauguración de su exposición Casabianca, en la Galería Duque Arango. Desde allí habló sobre su historia, su inspiración y su oficio.

Emprendimiento

De la gastronomía africana al mercado saludable

Esta es la historia de Enerfruit, un emprendimiento de alimentación saludable a partir de un producto de la gastronomía heredada de África. Gracias al apoyo de Comfama, contamos las historias de los emprendedores de Antioquia.

Deja una respuesta