Cantar durante la pandemia

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Dora-Luz-Echeverria1

Dora Luz Echeverría, hija de la pintora Dora Ramírez y esposa de Manuel Mejía Vallejo, está cantando durante la cuarentena. Para muchos ha sido el descubrimiento de un talento, para otros la oportunidad de disfrutar, una vez más, de su canto. Un perfil de la artista digital que la pandemia nos dejará.

Cantar, para quienes se dedican a ello, es un momento que describen como de placer supremo; cuando lo hacen, no existe el tiempo, se sienten como flotando en el aire, plácidos, entonando, transmitiendo, conectándose, siendo ellos, solo ellos, viviendo en plenitud.

Para quienes no se dedican a cantar, y lo hacen solo por gusto y hasta para complacer a otros, ese momento también es sublime, porque es la forma de conectarse haciendo otra cosa, de explorar nuevas formas de ser felices, de transmitir qué son y qué sienten por medio de este arte.

“Cantar es la melodía ideal en la que nos conectamos con el otro. Un canto a la gloria, la forma más sincera del ser”, como lo define Kirby Navarro en El placer de cantar, un libro-taller para artistas.

Y ese arte, museo de los sentimientos, ha sido el acto que ha conectado y ha mantenido más unida a la familia de Dora Luz Echeverría, hija de la pintora Dora Ramírez, y la esposa del fallecido escritor Manuel Mejía Vallejo.

Lo más especial de todo, es que lo ha hecho precisamente en este tiempo, caótico, confuso y lleno de desafíos, a razón de la pandemia de la covid-19. Un ejercicio diario, del cual ya se suman 250 grabaciones, aproximadamente. Aunque la cuenta diaria va por 202 clips, ella ha hecho más algunos días, por petición de sus amigos y familiares.

Se ha tratado de canciones diversas, para el alma, canciones de amor, desamor, esperanza, historias de vida, cantos a la libertad y por la libertad del ser, del hacer.

Todas sus canciones se pueden disfrutar en el canal en Youtube Belladonna Wild y su lista de reproducción Cuarentena: una canción al día, con más de 10.113 visualizaciones.

En ese canal, ella expresa que canta a conciencia y con total libertad.

Dora Luz sorprende, además, porque está físicamente igualita a su mamá. No tiene formación en canto, aunque siempre ha cantado para la familia, en algunas fiestas de amigos, y también hay que tener en consideración que ha tenido la oportunidad de hacerlo en ámbitos más artísticos, como en conversatorios y encuentros de poesía. Ella es arquitecta de profesión.

Su hija, la cómplice en todo esto, María José Mejía, cuenta: “Mi madre tiene muy buena memoria, todas estas canciones las ha escuchado y disfrutado en toda su vida. Hoy las entona con placer, sin olvidar ninguna estrofa. Es algo de admirar”.

Es de aclarar, el canal en el que se montan cada día sus canciones pertenece a su hija, pero es la misma Dora Luz quien se encarga de subir las publicaciones a diario, ¿Cuánto ha aprendido del mundo tecnológico? Antes solo utilizaba el WhatsApp para “medio” comunicarse con otras personas; ahora, quién la ve, es toda una experta publicando en redes sociales.

En todo esto, María José, no solo la ha acompañado, ella es más que su cómplice, y hay que decir que este proyecto es de ambas, se lo han sudado, gozado y hasta sufrido.

Empezaron a hacer grabaciones simples, “en las que básicamente mostraba a mi mamá y hacía un recorrido con la cámara mostrando imágenes de lo que hay. Ahí apareció el primer problema: el sonido se iba cuando dejaba de apuntarle a mi mamá para registrar otras cosas. Entonces, a partir de la Canción No.15 iniciamos a hacer la grabación del audio separada del video, lo que implicaba una complicación técnica: se hacía necesario editar para poder pegar audio y video y yo nunca había editado”, cuenta en el blog homónimo al canal, la hija de esta cantante.

Con el tiempo, María José tuvo que aprender de edición de video, empieza a hacerlo virtualmente, como obligaba la cuarentena. Destaca que debió educarse a ella misma para hacer buen uso de lo que se tiene a la mano, que era iMovie, el programa de edición que tenía preinstalado en su PC.
“He ido, desde entonces, aprendiendo y experimentando. Disfrutándome un montón el proceso, aunque mi madre al principio me enloquecía con su ‘acosadera’, pues no entendía los procesos normales que toma la edición, que todavía estoy aprendiendo, y todos los otros asuntos técnicos. Pero ahora nos disfrutamos cada vez el proceso de realizar las canciones… y ella ha aprendido con paciencia”, precisa.

Así fue como ambas, con el tiempo, hoy reconocen que son afortunadas, y este proyecto las ha unido, les ha dado nuevas opciones, ha sido una labor tanto para aprender como para servir.

Lo cierto es que, con sus más de 70 años, a Dora Luz su hija la convirtió en una cantante activa en Youtube, y considerando lo que está haciendo podría alguien decir que es una youtuber, una opción desestimada para muchos, a razón del contenido que se emite en algunos canales, pero en ella, más bien, se ha reconocido como otra forma de publicar contenidos en las redes sociales, un modelo más desde el arte que desde el logro que pueda obtener esa publicación; ah y también ha habido un reconocimiento por la calidad de los videos y por su aporte.

Y cuando se dice cantante activa, no solo se hace referencia a la red social para melodías y audiovisuales, sus canciones se comparten a diario en listas de reproducción diversas en otras redes sociales, en las que están sus amigos y grupos culturales, entre otros. Así que, el alcance que han tenido sus videos, ya se lo podrán imaginar.

Su canto es el disfrute de su familia, un acompañamiento para muchos y una alegría para Dora Luz.

Así se gestó todo

María José narra a Revista Papel: “A petición de Vale, mi hermana, empezamos (a partir del 28 de marzo de este 2020), a grabar una canción diaria para ella, que está en cuarentena en otro lugar. A mí me pareció espectacular la idea, así que inicié a subirlas al canal, para luego compartirlas con todos”.

Este proyecto se le debe, en parte, a Valeria Mejía, pero María José afirma que es una suerte de creación que ha involucrado a casi toda la familia. Dora Luz no ha cantado sola, en ocasiones ha compartido también su interpretación con su hermana, haciendo las veces del dúo de las Hermanas Echeverría Ramírez, y hasta ha aparecido en la escena su nietecita Eloisa, como se puede ver, entre otros videos, en la publicación No. 200, Especial pequeño homenaje a Tite a.k.a Dora Ramírez, como se le denominó en el canal.

No obstante, madre e hija también han producido homenajes al fallecido Manuel Mejía Vallejo, grabando las canciones que más le gustaban don Manuel, cuenta María José. Este fue incluido en la programación de la Red de Bibliotecas de Medellín, en sus veladas literarias, hace casi dos meses, cuando se cumplieron los 22 años de la partida del importante escritor.
Al igual, cierto día grabaron un bonus en la celebración de los 97 años que tendría el escritor nacido en Jericó, Antioquia; allí, al lado del roble que a la familia le recuerda el paso del tiempo.

Algunas canciones han sido Besos y cerezas, de Ramón Ayala; A la orilla de un palmar, de Manuel M. Ponce; A mi manera, de Paul Anka… en fin.

“Ahora pienso, si no estuviéramos haciendo esto, creo que mi mamá habría caído en una depresión en este encierro, este tiempo ha sido muy raro. Mi mamá, acostumbrada a trabajar con ingenieros y obreros, al contacto con el otro día a día, no habría podido estar tan feliz como lo es hoy si no estuviéramos haciendo esto”, finaliza María José.

En una tarde gris, tal vez en momentos de soledad y desesperanza, para motivarse, oír nuevas canciones, simplemente para disfrutar de una buena voz, en todo momento, ahí están sus canciones para quien las quiere o anhela escuchar. Recuerden, el canal en Youtube es Belladonna Wild y su lista de reproducción es Cuarentena: una canción al día.

La voz de Dora Luz está siendo registrada, para fortuna de muchos, algunos han encontrado un talento que pocos conocían; otros, simplemente, han encontrado la oportunidad de volverla a escuchar cada día.

Compartir artículo

También podría interesarte

Deja una respuesta