Motorhead mostró su mejor carta hace 40 años

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
FOTO 01

Los ingleses Motorhead se perfilaron en el mundo del rock con un sonido crudo, directo y ruidoso que no tenía comparativo en su época a fines de los setenta. Ninguna banda sonaba como Motorhead, ni tenía el look ni actitud de este poderoso trío. El álbum Ace of Spades publicado en 1980, se reeditó el año pasado en una edición especial por sus 40 años, lo que da pauta en este artículo para recrear aquella época.

Inicios de Motorhead

Lemmy Kilmister (1945 – 2015) tuvo contacto como guitarrista en una banda llamada Sam Gopal´s Dream y fue roadie de Jimi Hendrix en Inglaterra, para luego en 1971 unirse a la banda experimental de rock espacial Hawkwind por 4 años como bajista (y vocalista en algunas canciones como su tema más comercial Silver Machine). También contribuyó en otras piezas, entre ellas una que se llamó Motorhead (que era un término que se le decía a los locos por las anfetas).

En gira por Canadá, Lemmy fue retenido por posesión de droga y Hawkwind decidió reemplazarlo para continuar la gira por la USA, pero como una de las filosofías de la banda era inducir al público a viajar con su música, pero sin alucinógenos, pudo haber determinado también la decisión del despido. Fue un duro golpe para Lemmy, estaba deprimido y no tenía motivos de seguir con algo musical, como lo comentaba el baterista Lucas Fox, quien era conocido de Lemmy de tiempo atrás y lo animó a crear una banda, de donde salió la idea de Motorhead (también por su autoría sobre la canción de Hawkwind) y junto a Larry Wallis (1949 – 2019) en la guitarra, comenzaron el proyecto.

No pasó mucho para que a Fox lo sustituyera Philty Animal Taylor (1954 – 2015), y como resultado surgió el álbum On Parole en 1975, un trabajo de hard rock con tiempos lentos, blusero y con Lemmy en la voz y en el bajo. Fue el primer álbum grabado de la banda, pero no el primero en ser lanzado, ya que la casa disquera lo retuvo por dudar de su impacto y sólo salió en 1979, ya cuando Motorhead había editado tres trabajos y aprovechando que ya estaban alcanzado éxito. Wallis deja la banda para que un amigo de Taylor, Fast Eddie Clarke (1950 – 2018) ingresara como guitarrista, convirtiéndose, en adelante, en el trío de la etapa más clásica de Motorhead (ya fallecidos).

Desde la izquierda, Philty Animal Taylor, Fast Eddie Clarke y Lemmy Kilmister.

Así que el primer álbum oficial de la banda fue Motorhead en 1977 (con canciones del mismo On Parole pero con ejecuciones más vertiginosas y rápidas). El comentario a todo nivel de los que rodaban el disco y los cassettes entre amigos, era de estar conociendo la banda más pesada del momento. Su misma carátula presagiaba el sonido del álbum, con la conocida figura del Snaggletooth, una cabeza entre lobo y simio con casco, cuernos y cadenas. Su sonido era una combinación del punk (movimiento paralelo que se estaba desarrollando) y el hard rock.

Y la magia creativa de la banda, con un lema live fast, die fast (vive rápido, muere rápido) generó otros dos álbumes que tienen de las mejores composiciones de la banda y que siguieron haciendo parte del repertorio en vivo de Motorhead en toda su carrera. Son los álbumes Overkill de 1979 (con canciones clásicas como Overkill, Stay Clean, Capricorn, Metropolis) y el Bomber del mismo año y que figuró en el top 12 británico (que incluye entre otras canciones a Dead Men Tell No Tales, Sweet Revenge, Poison, Stone Dead Forever, Bomber).

Fast Eddie Clarke fue el guitarrista que le complementaba las composiciones a Lemmy, le seguía en ritmos constantes y punteos rasgados, y como lo dijo alguna vez en vida, “no soy un virtuoso, pero Eric Clapton nunca sacó un Bomber o un Overkill, mi trabajo era generar algo sobre lo que Lemmy pudiera cantar y fuimos un buen equipo”.

Philty Animal Taylor tenía la naturaleza de la bestia al frente de la batería, su sencilla apariencia brillaba con su estilo de brazos estirados batiendo la percusión. Taylor era una especie de hooligan y conoció a Lemmy en la época del consumo de speed (anfetamina), droga que, junto con vodka, Lemmy necesitaba regularmente, incluso cuando estaban componiendo o grabando (sin olvidar luego su Jack Daniel’s). Como apuntaba Lars Ulrich, baterista de Metallica y presidente del fan club de Motorhead en USA, “Phil fue el primer baterista que le vi el doble bombo, cuando escuché la canción Overkill me voló la cabeza, tenía uno de los elementos del venidero thrash metal y así es que yo quería tocar”.

La mascota Snaggletooth, figura que aparece en los álbumes con variaciones en diseño.

Llegando los ochenta Motorhead ya vivían en medio del ambiente del rock en el Reino Unido: conciertos, seguidores, chicas y drogas. La prensa que no había estado muy disponible para el heavy metal mostraba la excepción con Motorhead, ya que entre sus seguidores contaban con el gremio de motociclistas y lograron un status en el movimiento punk. Como dijo Lemmy en su momento al reportero Mick Wall, “pienso que teníamos más en común con The Damned que con Judas Priest; músicos de punk me pedían que les enseñara a tocar el bajo”.

Creacion de Ace Of Spades

Lemmy y compañía ya sentían la presión de superar lo realizado y salir con algo que punteara en las listas, lo que se centraba la responsabilidad en Lemmy y Eddie, como co-escritores, para dar el siguiente paso con su fórmula ganadora. En el mismo reportaje de aquella época, Eddie comentaba que “creábamos un esquema musical general y luego lo llenábamos de detalles, y las letras Lemmy las dejaba para el final, las cuales las escribía en cualquier sitio o momento en alguna libreta que encontrara, y así nacían las canciones”.

Lemmy le dio el título al siguiente trabajo: Ace of Spades, una carta que más tarde se tatuaría en su antebrazo izquierdo con la leyenda Born to Lose – Live to Win (Nacido para Perder – Vivir para Ganar). Contaron con el productor Vic Maile, quien ya había trabajado en estudio con The Who, Jimi Hendrix, Zeppelin y Clapton, luego era de las grandes ligas. Lemmy comentaba que “Vic enfocó a Taylor para que diferenciara su toque en estudio y en vivo. Me indicó que tocara el bajo de la forma en que lo hace un bajista, ya que hasta entonces lo tocaba como una guitarra” (¿acaso será que cambió en algo para el resto de su carrera?). Para septiembre de 1980 habían terminado la grabación de lo que sería uno de sus álbumes más exitosos.

Motorhead en vivo, directos, crudos y sin mucha opulencia.

Ace of Spades tiene 12 canciones, seis de ellas duran menos de los tres minutos y sólo una sobre los cuatro minutos. Hay varias canciones que estuvieron dentro del repertorio regular de la banda como Love Me Like a Reptile, (We Are) The Road Crew, The Chase Is Better Than the Catch, The Hammer y la que da título al álbum Ace of Spades, que se convertiría en un himno de Motorhead y que revela vivir la vida al máximo con la metáfora del juego y con la profética cita That’s the way I like it baby, I don’t want to live forever. (Así es como me gusta baby, No quiero vivir para siempre). Ace of Spades se lanzó en octubre de 1980 y sin mucha difusión radial entró al puesto 15 de las listas y al tiempo llegó al puesto 4 en el Reino Unido, toda una hazaña para este género.

Clásica postura de Lemmy al cantar, con el rostro hacia arriba y el micrófono hacia abajo.

Tenían como manager a Doug Smith, quien había trabajado con Hawkwind y The Damned, logrando llevar la banda al ojo del público en continuos conciertos por el reino Unido, incluyendo toques al lado de otras bandas que estaban conformando el movimiento del New Wave of British Heavy Metal (nombre salido de un artículo de un reportero de rock), tales como Girlschool, Vardis, Angel Witch y teloneando a la súper banda del momento Saxon, quienes ya estaban con álbumes en las listas inglesas (Wheels of Steel top 5). Las Girlschool era una banda de chicas que estaba promoviendo el mismo manager Doug Smith y que por ello las dos agrupaciones varias veces se presentaron en Top of the Pops tocando, a la vez, canciones compartidas y que contaban con el total afecto de Lemmy.

El primer álbum prensado en la USA fue Ace of Spades, pero su gira no fue tan exitosa, la radio no quería difundir música ruidosa de motociclistas y muchas plazas estaban vacías para sus toques, lo que la banda dijo en su momento: “los americanos no estaban preparados para Motorhead”.

Fueron momentos estresantes y Doug Smith tuvo que recortar las fechas. Pero ese infortunio fue temporal, ya en otra visita en 1981 las cosas mejoraron y mucho más cuando recibieron la noticia en junio que el nuevo álbum, esta vez en vivo, el No Sleep Til Hammersmith había llegado al No 1 en la lista británica. Este álbum fue de la intensa gira en el Reino Unido del Ace of Spades, con 52 conciertos y con sólo dos días libres, de ahí su jocoso nombre: “no duermas hasta el Hammersmith”.

Caja de Ace of Spades, reedición especial de lujo por su 40 aniversario.

La historia iría marcando el reconocimiento y aporte que tuvo Motorhead al rock y al metal. Para los seguidores de la banda y de aquella época, el año pasado se reeditó una edición de lujo del Ace of Spades: una impresionante caja de madera tallada con cuatro vinilos de 12 pulgadas que contiene Ace Of Spades, dos álbumes dobles en vivo, otro álbum doble de caras B de rarezas, un disco de 10 pulgadas de material instrumental inédito. También hay un DVD con apariciones de TV y en directo, además de una versión en audio 5.1 del álbum, un libro de 40 páginas que cuenta en profundidad su historia, programa de gira, cómic, dados de póquer y tablero de juego, naipes, tapete de póquer, fichas de casino y vasos de licor. Costoso sí, pero un coleccionista y seguidor no repararía el precio.

Carlos Mario Agudelo – Templo del rock
templodelrockk@gmail.com
www.facebook.com/templo.delrock.9
https://www.youtube.com/user/templodelrock

Compartir artículo

También podría interesarte

Deja una respuesta