Tarmac Earthstrong y cómo despertar conciencia a través de la música

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Tarmac (6)

La agrupación lamenta que la escena reggae en el país no haya alcanzado su máximo en aceptación del público y es poca su difusión. Reconocen que se trata de un género con mucho potencial, y ellos prometen seguir firmes con sus líricas, para que el género realmente se disfrute en todo el país.

Con un sonido original reggae y dancehall, influenciada principalmente por la música jamaiquina, la agrupación antioqueña Tarmac se ha abierto paso en la escena nacional edificando todo un grupo cultural, porque no es solo una banda de música, tienen su propio estudio de grabación, centro cultural y asociación juvenil, con epicentro en las calles de la zona noroccidental de Medellín, en el barrio Castilla, y de allí, con proyección al mundo.

Sus líricas rastafari, siempre críticas y reflexivas, cumplieron en 2020 los 15 años de creación, sobre eso y más, su vocalista y director, Riggaz, habló con Revista PAPEL.

¿Cuáles creen que son los atributos de su música o la carnada del arte que les ha permitido consolidarse en la escena nacional a lo largo de su historia?

Entre los principales atributos que han permitido a Tarmac destacarse dentro de las bandas más importantes del país (en el género reggae), ha sido, sin duda alguna, su propuesta contestataria, con un mensaje crítico y reflexivo (rastafari), en diferentes idiomas tales como el inglés, francés, español y patwah; acompañado con un sonido original reggae y dancehall, influenciado principalmente por la música jamaiquina.

En escenario, el show de Tarmac es muy simbólico y explosivo, causando gran alegría y conmoción, utilizando diferentes estandartes y elementos propios de la cultura rastafari, tales como los colores de la bandera de Ethiopia, la imagen de Selassie (el último emperador africano), el fuego como símbolo de purificación, etc., tratamos de transmitir al público nuestra cultura, a través de lo visual que adorna la gran musicalidad y el poderoso sonido en vivo.

Riggaz, cuando salen a escena ustedes logran marcar un ritmo propio, una cadencia que, en concierto, levanta a cualquier auditorio, así lo logran en donde sea que se presentan. ¿Por qué cree que esto ocurre?

De hecho, esa es la misma cadencia que nos atrapó en este mágico género. En general, el reggae, en su estado más puro, tiene un sabor y una cadencia muy particular que la hace diferente al resto de las músicas, es decir, ritmos como el rock o el pop acentúan en el primer y tercer tiempo generando una sensación de movimiento, o de continuidad sostenida, mientras que en el reggae, por el contrario, se busca cambiar esta sensación a una más relajada y con cierto feeling, quitando el primer golpe tan esperado y usual, para producir nuevas sensaciones musicales y rítmicas.

¿Cómo describen lo que hacen, es una música que tiene dancehall, el ragamuffin y claro, el reggae?

Nos gusta mucho lo que hacemos, tratamos de incursionar con sonidos modernos que hacen parte del reggae como lo son el dancehall y el raggamuffin, y estar a la vanguardia con la finalidad de llegar a las nuevas generaciones y poder transmitir el mensaje a través de nuestro poderoso sonido y positiva vibración, la finalidad de nosotros es despertar conciencia a través de la música.

En pocas palabras, Tarmac es el poder de la palabra a través del sonido.

Sus letras son críticas y reflexivas: ¿Cómo componen? ¿Quién lo hace?

Las liricas son críticas y reflexivas, porque están influenciadas en gran parte por la cultura rastafari, la cual nos da discernimiento sobre el bien y el mal y nos enseña a actuar con conciencia cultivando valores en pro de la vida.

La mayor parte del tiempo, yo (Riggaz) estoy al mando y soy el autor de la mayoría de las letras; sin embargo, en ocasiones, aparece El Vladdim, y en combinación creamos líricas muy poderosas, inspiradas por los acontecimientos diarios que vive un rasta en la ciudad de Medellín.

Les propongo explicar el sentido de estas frases y su relación con la música que hacen:

  1. “Es el canto rasta sonido del corazón”: Para el rasta, la música nació con el Nyahbinghi (es la orden más antigua entre los rastafaris), la cual simboliza los latidos del corazón que suenan al compás del uno – dos, palpitando para dar vida y al mismo tiempo encienden el fuego purificador que quema toda la polución y maldad del sistema “Babylon”.
  2. “Somos baile y color”: El baile representa la música que te despierta y produce el movimiento, y el color se refiere a rastafari, representado por el color negro que en contraposición con la cultura occidental, simboliza la vida y todas las cosas buenas.
  3. “Reggae Music para los reggae-man y los natty dreads que dentro del system resisten”: El reggae music alimenta a los guerreros del barrio, aquellos ghetto youths que resisten a diario sembrando el amor a pesar de las adversidades y opresiones del sistema.

¿Qué han logrado aprender o introducir a su música de lo visto y hecho en sus viajes a Jamaica, la cuna de este género?

Si estás haciendo reggae, es imprescindible visitar su cuna para entender bien su técnica y significado. Jamaica fue crucial para nuestro desarrollo cultural y evolución musical. Allí, tuvimos la oportunidad, entre otras cosas, de grabar en los principales estudios de la isla, tales como Digital B y Tuff Gong International entre otros, y contamos con la participación de productores importantes de la talla de Marvyn Williams y Cali Bud, además de grandes colaboraciones con artistas destacados, como Ricky Chaplin, Vysionaer y Turbulence; convirtiéndose así, en una escuela para nosotros, que nos permitió madurar nuestro sonido hasta encontrar el estilo original que hoy nos caracteriza.

¿Qué es eso que ustedes llaman “el fuego de conciencia”?

Es el mensaje consiente, crítico y reflexivo que llevan nuestras canciones, las cuales, junto con la música representan el fuego de purificación que libera las mentes y quema la ignorancia y la corrupción del sistema dominante.

¿Cómo es la escena, la tradición reggae en Colombia?

En nuestro país hay una excepcional proliferación de música reggae, que poco se conoce. Hay cada vez más agrupaciones, músicos y solistas que emprenden la misión de desarrollar sus carreras artísticas, logrando muchos destacarse a lo largo del tiempo, hasta el punto de salir del país con su música y ser bastante exitosos.

Artistas como Alerta Kamarada, Ras Jahonnan, Providencia, De Bruces a Mi, Afaz Natural, La Tifa y muchos otros, por mencionar solo unos, han consolidado un público que asiste a sus presentaciones y son seguidores de sus redes sociales y todo lo que publican, tienen oyentes en muchas partes del mundo y cada día sus producciones alcanzan mayor nivel y calidad.

Sin embargo, la escena reggae siempre ha sido muy exclusiva y de un nicho de gente muy especial; incluso en el ámbito mundial pocos artistas de reggae se visibilizan, porque el mensaje de su música no cabe en todos los escenarios ya que en la actualidad la música comercial y el público general están enmarcados en otros intereses.

En el ámbito nacional, la escena se ha mantenido con altibajos, gracias al trabajo arduo y continuo de artistas y bandas que han dado la batalla para mantenerse; sin embargo, falta mayor respuesta del público.

El reggae no se visibiliza en los escenarios musicales de Colombia, no figura en los medios de comunicación nacionales, no se escucha en las emisoras de radio. Localmente, se están haciendo esfuerzos enormes para lograr que nuestro reggae trascienda y logremos juntos cumplir nuestros sueños de hacer de nuestro arte, nuestro sustento y el de nuestras familias.

Muestra de esto es la alianza Medellín Reggae, una propuesta de unificación y promoción de la escena reggae de la ciudad con la participación de muchos de los principales representantes en el ámbito local, desde músicos hasta solistas, ingenieros, productores y gestores que al juntarse logran un impacto mucho mayor al unificar fuerzas y reunir audiencias.

¿A cuáles de sus pares admiran y por qué?

Rasbarule, DBAM, Providencia, Alerta Kamarada, Ras Jahonnan son agrupaciones que admiramos, porque nos han visto crecer como banda y nosotros a ellos verlos perfeccionar su arte y profesionalizar sus carreras, lo que nos ha servido como modelo para nutrirnos de sus experiencias y estrategias de mercado, además de encontrar nuevos amigos clave en nuestros proyectos de vida.

Asimismo, nuevos talentos sobre los que hemos tenido influencia en su formación y desarrollo como La Tifa, Alkaman, Sr. Mulato, Crikmanjam, Maycol Riddim, a quienes admiramos por su magnífica destreza en el género.

Cumplieron 15 años y en su celebración se vivió todo un documental de la historia del reggae en Medellín. ¿Cómo lo lograron? ¿Por qué escogieron a las bandas acompañantes?

Para nosotros fue todo un hito, estar celebrando década y media de compartir un sueño y permanecer unidos como banda haciendo música reggae, después de tanto tiempo a pesar de todas las dificultades, además de contar con invitados de lujo a los que rendimos bastante admiración en un concierto de gala virtual durante tiempos de pandemia.

Algo, sin lugar a dudas, histórico y sin precedentes. Un show de Tarmac recordando clásicos desde sus inicios con el regreso de Vladdimah a los escenarios, donde además incluimos grandes combinaciones, junto a Alerta Kamarada, Rasbarule, La Tifa, Capitán, Mauricio Osorio, Camilo Restrepo, Jr. Ruiz, Alkaman, Sr Mulato, Crikmanjam, Mylor Sly, León Vélez, Juan Antonio Murillos, Óscar Franco, Sammy Laz, Juan Carlos Rodas, Cristian Osorio y César Valencia.

Por si fuera poco, esta celebración contó con la participación de uno de los artistas más icónicos del reggae en español en el ámbito mundial, Pablito Molina de Argentina, miembro de agrupaciones como TTM y Lumumba, la cual fue la primera agrupación de reggae que vimos en vivo.

Producción musical por ACT en el Ghetto Records, Electroliquido e Indub Music. Mezcla y master por Sampling Dub Studios. Producción audiovisual por ACT, Barrio Adentro Films y Xtudio.co.

Y como resultado de esta gran producción audiovisual, presentaremos un DVD titulado Tarmac Earthstrong, con todas las canciones del show, el cual estaremos publicando próximamente en nuestro canal de Youtube y en las plataformas de distribución digital.

Por último, a propósito de la celebración, cuéntenos ¿cuáles son esos 15 grandes momentos, en los 15 años de Tarmac?

  1. A mediados de la década del 2000, los hermanos Mala-kia, Riggaz y Vladdimah, influenciados por la música jamaiquina y la cultura rastafari, decidieron juntar un grupo de músicos para formar la banda que hoy conocemos como Tarmac.
  2. En el año 2006, ganamos el Festival de la Canción en Francés Chanteclair, organizado por la Alianza Francesa en Medellín con una canción de autoría propia llamada Trop Mal, una crítica directa al sistema guerrerista de nuestro país.
  3. Con nuestro primer millón, tuvimos la oportunidad de grabar por primera vez con toda la banda, en un estudio profesional, lo cual nos permitió sacar nuestro primer álbum titulado Inna Ghetto.
  4. En el 2007, salimos por primera vez de la ciudad y participamos en el festival de bandas True Fest en Bogotá.
  5. Creamos un centro de eventos donde podíamos ensayar y presentarnos en vivo, así como presentar otras bandas y artistas del género. Luego lo convertimos en un estudio de grabación llamado el Ghetto Records.
  6. En 2009, fuimos invitados a la Fiesta de la música en Valledupar, el viaje fue toda una experiencia. Nos encantó conocer juntos la cuna del vallenato.
  7. Nuestro segundo álbum fue terminado en 2010 y lleva el mismo nombre de la agrupación. Incluye canciones grabadas por los músicos integrantes, así como producciones digitales propias y riddims Jamaiquinos.
  8. Ese mismo año fundamos la Asociación Cultural Tarmac, conformada por diferentes empresas culturales, musicales, audiovisuales y juveniles con el propósito de fortalecer el arte y la cultura de la ciudad.
  9. Por convicciones relacionadas con el rastafarismo, Vladdimah decide retirarse del reggae en 2010, para edificarse con la comunidad Boboshanti.
  10. En 2011, viajamos a Bogotá donde conocimos el crew de Afro Colombia, Sound Tabú, King Shorty, Dj I&I Riddim, Barbero 507 de Panamá, Tiano Bless de Chile y gran cantidad de artistas, djs y promotores de la escena reggae. Con ellos desarrollamos nuestro siguiente álbum llamado Mixtape Special Edition.
  11. Participamos en importantes festivales del país como Altavoz (2010, 2012), Rock al Parque (2013), Rototom Contest Latino (2013), Car Audio Reggae Fest (2015), Estéreo Picnic (2016), entre otros.
  12. Viajamos a Jamaica en 2014 para terminar nuestra cuarta producción discográfica en los principales estudios de la isla, incluyendo Digital B, Anchor Studios y la legendaria productora Tuff Gong de la familia Marley. Tuvimos colaboraciones importantes de artistas de la talla de Turbulence, Vysionaer y Ricky Chaplin, y también en el ámbito nacional con Alerta Kamarada, La Tifa y Laberinto ELC; bajo la producción de Colombian Riddim y grandes productores jamaiquinos como Cali Bud, Spider y Marvyn Williams.
  13. En 2016, fuimos invitados al SXSW en EE. UU., donde organizamos una gira por Austin, New Orleans, Miami y New York.
  14. Tras nuestro viaje por Europa en 2017, terminamos nuestro más reciente álbum Mash Dem Down, nominado como Top 10 Best Reggae Album por la principal plataforma de reggae en el mundo, Reggaeville.
  15. Vladdimah hace una sorpresiva reaparición con su destacada participación en un nuevo sencillo titulado Warrior y hace parte de la celebración de los 15 años de la banda, en un concierto que además reunió la pesada del Reggae en Medallo, con invitados nacionales e internacionales.
Compartir artículo

También podría interesarte

Deja una respuesta